En algún lugar del camino, la sociedad estadounidense ha perdido de vista el valor de la soledad. Sin embargo, llegar a conocer su ser interno mediante la soledad es la clave para enriquecer su vida y sus relaciones. "nuestra sociedad está tan orientada hacia el acoplamiento y compromiso y "ocupación,"" que se ha perdido el tiempo para estar solo." - Esther Buchholz, Ph.D.

PD_Beauty and Health_LS12340 Todos experimentamos soledad perfecta en el útero, pero desafortunadamente somos demasiado jóvenes para apreciarlo. Una vez que nacemos en este mundo con información las 24 horas del día a nuestra disposición y somos agobiados con trayectos en auto e interminables obligaciones sociales, la probabilidad de encontrar o apreciar el regalo de la soledad disminuye en gran medida.

Pero no siempre ha sido así.

Alejados de Nosotros Mismos

"Hace un siglo, la mayoría de personas vivían en granjas en el campo en unidades familiares aisladas," dice John Selby, un asesor, maestro, y el autor de Solitude: The Art of Living with Yourself. "Todos estaban forzados a establecer una relación con sí mismos solos. La soledad era un aspecto positivo de la vida." La mayoría de personas disfrutaban una relación con la naturaleza que las hacía sentir menos solas, él agrega, pero la vida suburbana ha disminuido esa conexión. En lugar de eso, acudimos a la televisión para evitar estar completamente solos. "Los medios de información," dice él, "han reemplazado a la naturaleza."

También hacemos mayor énfasis en la necesidad de relaciones fuera de la familia que nuestros abuelos. Este incremento en la dependencia en relaciones con otras personas cambia nuestro objetivo aún más alejado de nuestro ser interno y nuestras necesidades como individuos, y más hacia quienes sentimos que somos o deberíamos ser en relación con otras personas. "Es difícil mantener un sentido de integridad personal si siempre estamos enfocados hacia afuera," dice Esther Buchholz, Ph.D., autora de The Call of Solitude: Alonetime in a World of Attachment.

La Soledad Es:

La soledad, dice Buchholz, es la necesidad de retirarse psicológica y algunas veces físicamente para modificar la estimulación y para "reconstituir la manera en la que una persona funciona por su propio ser." En otras palabras, espacio para respirar. Pero las personas tienen nociones preconcebidas sobre la soledad, que de algún modo es algo negativo. Debido a que incluso la definición en el diccionario de soledad incluye términos como aislamiento y solitario, Buchholz prefiere usar el término tiempo a solas en lugar de soledad.

El tiempo a solas le ayuda a aprender quién es. Para funcionar en su máximo nivel usted necesita conocerse, y el tiempo a solas le proporciona tiempo para la auto-examinación. El grado de soledad que cada uno requiere es parcialmente innata y parcialmente aprendida. Las personas que son más introvertidas sentirán una mayor necesidad de soledad que quienes son extrovertidas. Pero desde una edad muy temprana, todos necesitamos al menos algo de tiempo a solas. Buchholz indica que la necesidad de tiempo a solas probablemente esté presente desde el nacimiento.

"Nosotros no sobreviviríamos muy bien si no tuviéramos algunas habilidades auto-regulatorias y de soledad para ayudarnos a alcanzar un equilibrio entre la estimulación y la falta de estimulación," dice ella. "La naturaleza proporciona tiempo a solas en el sueño, pero nuestra sociedad está tan orientada hacia el acoplamiento y la "ocupación," que se ha perdido el tiempo a solas."

Valorando la Soledad

La manera en la que somos criados también determina si usted buscará o rechazará la soledad a medida que se vuelve adulto. Si de niño usted era enviado a su habitación cuando se portaba mal o le decían que no sería popular si no se comportaba bien, podría crecer asociando la soledad con el abandono. "Si nuestros padres y nuestras comunidades le temen a la soledad, entonces nosotros aprenderemos esto, hasta que descubramos que la soledad es valiosa y tiene que ser cuidada," dice Selby. Por el contrario, si sus padres tuvieron buenas relaciones con sus seres solitarios, usted también aprenderá a desarrollar esa relación consigo mismo, dice él. Los niños que crecen en hogares donde se respete la soledad son mucho más propensos a buscar tiempo a solas cuando sean adultos.

Selby también siente que la visión generalmente negativa de la sociedad hacia la soledad hace que las personas se sientan culpables o inadecuadas si no son mariposas sociales. "Nosotros valoramos la extroversión y despreciamos la introversión." Y debido a que las personas no toman tiempo para conocerse a sí mismas en alguna manera introvertida, podrían sentirse solas, inadecuadas, o frustradas, lo cual puede conducir a la depresión.

Soledad y Relaciones

Si usted es parte de una familia o relación en la cual no se reconozca o se respete la necesidad de soledad, puede ser difícil expresar sus necesidades sin ofender a quienes no entienden su necesidad de tiempo a solas. Existen maneras para negociar estas diferencias para que no creen grietas en sus relaciones, dice Buchholz. "Con frecuencia, las personas se sienten rechazadas cuando un amigo o ser amado les pide más espacio en una relación," añade Selby. "Pero cuando vemos que esas relaciones dependen de que cada uno de nosotros se conozca y ame a sí mismo primero, entonces tiene sentido permitir que nuestros amigos y seres amados y familiares tengan tiempo a solas."

Reconociendo Su Necesidad de Soledad

¿Cómo puede decir cuando está agobiado y listo para un poco de descanso y relajación? Señales incluyen:

  • Irritabilidad
  • Ira hacia quienes están más cercanos a usted
  • Una sensación de estar demasiado molesto
  • No querer hacer cosas que normalmente quiere hacer
  • Fatiga
  • Nerviosismo
  • Confusión
  • Agitación
  • Falta de energía
  • Respiración oprimida

No es coincidencia que algunas de estas cosas imiten a un ataque de pánico. Algunos expertos dicen que la necesidad de soledad es una reacción de pánico por sí misma.

Recuerde, dice Selby, que la soledad no es sólo estar físicamente solo. Se trata de cambiar hacia una orientación cuidada para su propio ser. Él recomienda hacer una meditación regular algunos minutos al día para desacelerarse, cambiar pensamientos del pasado y el futuro, y sólo "ser" durante algún tiempo mientras se recarga su batería social. Si usted detecta estas señales en sus hijos, anímelo o incluso imp ngale estar tiempo a solas, porque es difícil para ellos reconocer la necesidad en sí mismos.

No darse suficiente tiempo a solas puede afectar negativamente sus relaciones, salud, y capacidad de pensar claramente, porque usted está demasiado ocupado para hacerlo. Estar demasiado estimulado se inmiscuye en la creatividad y disminuye sus capacidades para resolver problemas.

El Regalo de la Soledad

Algunas personas encuentran soledad en una playa o en la cima de una montaña, pero usted también puede experimentar la soledad sentado en su silla favorita en una habitación en silencio. Una meditación de dos minutos durante un trayecto en el elevador o una caminata solitaria y tranquila en su descanso para almorzar podría ser todo lo que requiera para recargarse. Despertar lentamente escuchando las aves cantar o acostarse algunos minutos antes y disfrutar el lujo de esos minutos relajantes extra puede ser felicidad pura. La soledad nos mantiene en contacto con nosotros mismos y con quienes somos, dice Buchholz.

La soledad no necesariamente significa inactividad. Algunas personas se sienten recargadas pasando una tarde completa escuchando música clásica mientras limpian los armarios. La clave es elegir tiempo para sí mismo, cuando pueda pensar, cantar en voz alta, tallar el piso, o cualquier otra cosa...estando solo.