Definición

La reparación del manguito rotatorio es una cirugía que se realiza para reparar el daño del manguito rotatorio.

El manguito rotatorio es un grupo de cuatro músculos ubicado en el hombro y la parte superior del brazo. Su función principal es mover el brazo de manera circular. Los músculos están conectados con el hueso del hombro por tendones, los cuales son fuertes cuerdas flexibles. Los tendones se pueden dañar debido al mal uso o lesión.


Desgarre del Manguito Rotator

nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

  • Una lesión del manguito rotatorio que no puede repararse mediante un tratamiento conservador.
  • Desgarro total del tendón.
  • Dolor crónico y debilidad debido a un desgarro parcial del tendón.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

No se conocen factores de riesgo que puedan complicar este procedimiento.

Qué esperar

En preparación para el procedimiento:

  • No tome aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios (como ibuprofeno ) durante una semana antes de la cirugía, a menos que su médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • No coma o beba nada 12 horas antes de la cirugía.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.

El día del procedimiento:

Se le colocará una línea intravenosa para administrar medicamentos y anestesia.

Normalmente, se utiliza anestesia general.

Existen dos métodos para reparar el manguito rotatorio:

El cirujano hace una incisión grande sobre el hombro. El tendón desgarrado se remienda y se recoloca y/o sujeta con puntos. Después, la incisión se cierra con suturas o grapas.

Se hace una incisión pequeña en el hombro y se inserta un instrumento tubular y angosto llamado artroscopio. El artroscopio tiene una cámara diminuta, y el cirujano utiliza instrumentos pequeños que inserta a través de incisiones muy pequeñas. El cirujano realiza el proceso mientras observa imágenes en vivo de la cirugía en el monitor. Este procedimiento suele realizarse cuando existe un desgarro leve.

  • Se vendará la incisión para prevenir infección.
  • Su brazo se inmovilizará en un cabestrillo.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

La cirugía tarda entre una hora y media y dos horas.

La anestesia impide sentir dolor durante el procedimiento. Inmediatamente después usted podrá sentir un poco de malestar.

  • Infección
  • Sangrado
  • Reacción al medicamento recetado
  • Cicatrización dentro de la articulación del hombro
  • La operación no provee la mejora deseada en la función

Es posible que pueda volver a su casa el mismo día, aunque algunas personas pueden necesitar 1 día de hospitalización.

  • Aplique hielo para disminuir la inflamación durante las primeras 24 a 48 horas después de la cirugía.
  • Tome las dosis totales del medicamento prescrito.
  • Mantenga el vendaje limpio y seco todo el tiempo.
  • No utilice el brazo hasta que se haya retirado el cabestrillo.
  • Siga las instrucciones para la terapia física. La terapia es esencial para recuperar la fuerza y el rango de movimiento del hombro.

Después de someterse a una reparación del manguito rotatorio, no debería seguir sintiendo dolor. Debería recuperar al menos 80% a 90% del movimiento.

El manguito del rotator tomará varias semanas en sanar. Pueden pasar seis meses hasta que pueda levantar el brazo por encima del hombro y hasta un año hasta que pueda levantarlo por encima de la cabeza y adquirir una fuerza considerable. Realizar un programa intenso y prolongado de ejercicios postquirúrgicos es la clave para una pronta recuperación.

A menos que su trabajo requiera de levantar objetos pesados, podrá regresar al trabajo después de unos días después de la cirugía.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción en el sitio de la incisión
  • Tos, falta de aire, dolor en el pecho, náuseas o vómitos intensos
  • Los puntos y las grapas se abren