Definición

El colesterol es una sustancia cerosa de tipo graso. Existen distintos tipos de colesterol, incluidos los siguientes:

  • Colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL)
  • Colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL)

Los análisis de colesterol miden los niveles de colesterol en la sangre. Pueden medir la cantidad de colesterol HDL, colesterol LDL y el nivel total de colesterol. El médico puede utilizar un análisis llamado “lipidograma”, con el que se miden los niveles de colesterol y de triglicéridos. Los triglicéridos son un tipo de grasa o lípido que se encuentra en la sangre.

Motivos para realizar la prueba

Este análisis se realiza para medir los niveles de colesterol en la sangre. Los niveles anormales de colesterol se asocian a un mayor riesgo de formación de placa en los vasos sanguíneos. Esta formación de placa puede tener como resultado ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares. El médico utiliza estos resultados para calcular su riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Por ejemplo:

  • Los niveles elevados de LDL aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.
  • Los niveles bajos de HDL aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.


Formación de placa en los vasos sanguíneos: efecto secundario del colesterol LDL elevado

Placa
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Posibles complicaciones

No se conocen complicaciones importantes asociadas con esta prueba.

¿Qué esperar?

Las medidas que debe tomar antes del análisis dependen de cuál se realice. Por ejemplo:

  • Lipidograma en ayunas: debe dejar de comer o beber entre 9 y 12 horas antes del análisis. En ese lapso, puede tomar agua.
  • Análisis de colesterol total y de colesterol total con medición de HDL: no es necesario ayunar.

Se le solicitará que se siente. Le limpiarán un área de la parte interna del codo con un paño antiséptico. Le colocarán una banda grande alrededor del brazo. Luego se insertará la aguja en una vena. La sangre que pase por la aguja se recogerá en un tubo. Le quitarán la banda del brazo. Una vez extraída la cantidad necesaria de sangre, se retirará la aguja. Se colocará una gasa sobre el área de la extracción para ayudar a detener la hemorragia. También es posible que le coloquen una venda en la zona de la extracción. El procedimiento dura entre 5 y 10 minutos.

Después de tomarse la muestra de sangre, es posible que deba quedarse sentado entre 10 y 15 minutos. Si siente mareos, quizá deba permanecer sentado más tiempo. Una vez que se sienta mejor podrá retirarse. Después de la extracción de sangre, puede experimentar dolor, hinchazón, moretones y hemorragia.

Unos cuantos minutos.

Puede doler ligeramente cuando se inserta la aguja.

Hable con su médico acerca de los resultados del análisis. Es posible que el médico recomiende más pruebas, según los resultados que haya obtenido.

Llame a su médico

Llame a su médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Experimenta aumento del enrojecimiento, el dolor o la secreción del área donde se realizó el análisis de sangre.
  • Tiene moretones o hinchazón importantes.
En caso de emergencia, solicite asistencia médica de inmediato.