Nombre(s) comercial(es):

  • Alkeran®inyectable

Otros nombre(s):

  • Mostaza de fenilalanina

ADVERTENCIA:

El melfalán inyectable se debe administrar solo bajo la supervisión de un médico con experiencia en el uso de medicamentos quimioterápicos.

El melfalán puede provocar una disminución grave en la cantidad de células sanguíneas en la médula ósea. Esto puede causar determinados síntomas y aumentar el riesgo de tener una infección o sangrado graves. Si presenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato: fiebre, dolor de garganta, tos y congestión continuas, u otros signos de infección; sangrado o moretones inusuales; heces con aspecto de alquitrán, negras o sanguinolentas; vómito sanguinolento o vómito con sangre o material marrón parecido a los posos del café.

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará pruebas de laboratorio periódicamente antes del tratamiento y durante este, para ver si este medicamento está afectando las células sanguíneas.

El melfalán puede aumentar el riesgo de que desarrolle otros tipos de cáncer. Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar melfalán.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El melfalán inyectable se usa para tratar el mieloma múltiple (un tipo de cáncer de la médula ósea). El melfalán inyectable está indicado únicamente para tratar a las personas que no pueden tomar melfalán por vía oral. El melfalán pertenece a una clase de medicamentos denominados agentes alquilantes. Actúa deteniendo o enlenteciendo el crecimiento de las células cancerosas en el cuerpo.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La presentación del melfalán inyectable es un polvo que se mezcla con líquido y que un médico o un enfermero inyectan lentamente por vía intravenosa (en una vena) durante 15 a 30 minutos en un centro médico. Por lo general, se administra una vez cada 2 semanas hasta completar 4 dosis y, luego, una vez cada 4 semanas. La duración del tratamiento depende de la manera en que su cuerpo responde al tratamiento.

Es posible que su médico deba retrasar su tratamiento o ajustar la dosis si usted presenta determinados efectos secundarios. Es importante que informe a su médico cómo se siente durante su tratamiento con melfalán.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento puede recetarse para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de recibir melfalán inyectable:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al melfalán, a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes del melfalán inyectable. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: carmustina (BICNU, BCNU), cisplatino (Platinol AQ), ciclosporina (Sandimmune, Gengraf, Neoral) o interferón alfa (Intron A, Infergen, Alferon N).
  • Informe a su médico si ha tomado melfalán antes, pero el cáncer no respondió al medicamento. Probablemente, su médico no querrá que reciba melfalán inyectable.
  • Informe a su médico si ha recibido radioterapia u otra quimioterapia recientemente, o si tiene o alguna vez ha tenido una enfermedad renal.
  • Tenga en cuenta que el melfalán puede interferir en el ciclo (periodo) menstrual normal en las mujeres y puede suspender la producción de espermatozoides en forma temporal o permanente en los hombres. El melfalán puede provocar infertilidad (dificultad para quedar embarazada); no obstante, eso no significa que usted no puede quedar embarazada o dejar embarazada a otra persona. Las mujeres embarazadas o que están dando el pecho deben decírselo a su médico antes de empezar a tomar este medicamento. No debe planear quedar embarazada ni dar el pecho mientras esté en tratamiento con quimioterapia ni por un tiempo después de los tratamientos. (Hable con su médico para que le dé más información). Use un método anticonceptivo confiable para evitar el embarazo. El melfalán puede causar daños al feto.
  • No se aplique ninguna vacuna sin consultar a su médico.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

El melfalán inyectable puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida del apetito o de peso.
  • Diarrea.
  • Llagas en la boca y en la garganta.
  • Falta de periodos menstruales (en mujeres jóvenes y adultas).
  • Pérdida del cabello.
  • Sensación de calor y/u hormigueo.

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato o solicite tratamiento médico de emergencia:

  • Dolor, comezón, enrojecimiento, inflamación, ampollas o llagas en el lugar donde se inyectó el medicamento.
  • Sarpullido.
  • Urticaria.
  • Comezón.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Palidez.
  • Cansancio o debilidad inusuales.
  • Desvanecimiento.
  • Latidos cardíacos rápidos, irregulares o fuertes.
  • Dolor en el pecho.
  • Coloración amarillenta en la piel o los ojos.
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Orina de color oscuro.
  • Bultos o masas inusuales.

El melfalán inyectable puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • Náuseas intensas.
  • Vómitos intensos.
  • Diarrea intensa.
  • Llagas en la boca y en la garganta.
  • Heces negras, con aspecto de alquitrán o sanguinolentas.
  • Vómito sanguinolento o de material parecido a los posos del café.
  • Sangrado o moretones inusuales.
  • Convulsiones.
  • Disminución del estado de conciencia.
  • Pérdida de la capacidad para mover los músculos y sentir una parte del cuerpo.

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Agosto 2012.