Nombre(s) comercial(es):

  • Reclast®
  • Zometa®

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

El ácido zoledrónico (Reclast) se usa para prevenir o tratar la osteoporosis (afección en la que los huesos se vuelven delgados y débiles, y se fracturan con facilidad) en mujeres posmenopáusicas (''cambio de vida,'' fin de los periodos menstruales regulares). El ácido zoledrónico (Reclast) también se utiliza para tratar la osteoporosis en hombres, y para prevenir o tratar la osteoporosis en hombres y mujeres que toman glucocorticoides (un tipo de medicamento corticosteroide que puede provocar osteoporosis). El ácido zoledrónico (Reclast) también se utiliza para tratar la enfermedad ósea de Paget (una afección en la que los huesos se reblandecen y debilitan, lo que provoca deformación, dolor o propensión a las fracturas). El ácido zoledrónico (Zometa) se usa para tratar las altas concentraciones de calcio en la sangre, que pueden deberse a determinados tipos de cáncer. El ácido zoledrónico (Zometa) también se combina con la quimioterapia contra el cáncer para tratar los daños óseos que provoca el mieloma múltiple (un cáncer que empieza en las células plasmáticas [glóbulos blancos que producen las sustancias necesarias para combatir las infecciones]) o un cáncer que empezó en otra parte del cuerpo pero se propagó a los huesos. El ácido zoledrónico (Zometa) no es una quimioterapia contra el cáncer y tampoco retrasa ni detiene la propagación del cáncer. No obstante, puede usarse para tratar la enfermedad de los huesos en pacientes con cáncer. El ácido zoledrónico pertenece a una clase de medicamentos llamados bisfosfonatos. Actúa enlenteciendo la degradación del hueso, aumentando la densidad (grosor) de los huesos y disminuyendo la cantidad de calcio que los huesos liberan en la sangre.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La presentación del ácido zoledrónico es en una solución (líquido) que se inyecta en una vena durante, al menos, 15 minutos. Por lo general, la aplicación de este medicamento la realiza un proveedor de atención médica en un consultorio médico, un hospital o una clínica. Cuando se usa el ácido zoledrónico inyectable para tratar las altas concentraciones de calcio en la sangre ocasionadas por el cáncer, generalmente se aplica una sola dosis. Se puede aplicar una segunda dosis, al menos, 7 días después de la primera dosis si el calcio en la sangre no desciende a sus concentraciones normales o no se mantiene en estas. Cuando el ácido zoledrónico inyectable se usa para tratar los daños óseos provocados por el mieloma múltiple o por un cáncer que se propagó a los huesos, por lo general se aplica una vez cada 3 a 4 semanas. Por lo general, cuando se utiliza ácido zoledrónico inyectable para tratar la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas o en hombres, y para tratar o prevenir la osteoporosis en personas que toman glucocorticoides, se administra una vez por año. Por lo general, cuando se utiliza ácido zoledrónico para prevenir la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas, se administra una vez cada dos años. Cuando se utiliza el ácido zoledrónico para tratar la enfermedad ósea de Paget, generalmente se administra como una sola dosis, pero después de un tiempo se pueden aplicar más dosis.

Es posible que su médico le recete o recomiende un suplemento de calcio y un complejo multivitamínico que contenga vitamina D para que los tome durante el tratamiento. Debe tomar estos suplementos todos los días según lo indicado por su médico. Informe a su médico si hay algún motivo que le impida tomar estos suplementos durante su tratamiento.

Asegúrese de beber al menos 2 vasos de agua u otro líquido dentro de un par de horas antes de recibir ácido zoledrónico.

Puede tener una reacción a los pocos días de haber recibido una dosis de ácido zoledrónico inyectable. Los síntomas de esta reacción pueden incluir síntomas parecidos a los de la gripe, fiebre, dolor de cabezaescalofríos, y dolor en los huesos, coyuntura o músculos. Dichos síntomas pueden empezar durante los 3 primeros días después de recibir una dosis de ácido zoledrónico inyectable y durar de 3 a 14 días. Es posible que su médico le recomiende tomar un analgésico o un medicamento de venta sin receta para bajar la fiebre después de aplicarse el ácido zoledrónico inyectable para prevenir o tratar estos síntomas.

Si está recibiendo ácido zoledrónico inyectable para prevenir o tratar la osteoporosis, debe continuar recibiendo el medicamento según lo programado, aun si se siente bien. debe hablar con su médico ocasionalmente para saber si sigue necesitando ser tratado con el medicamento.

Su médico o farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del Medicamento) al iniciar su tratamiento con ácido zoledrónico inyectable y cada vez que reciba una dosis. Lea detenidamente la información y pida a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. Para conseguir la Guía del Medicamento, también puede visitar el sitio de Internet del fabricante o bien el de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ( Web Site).

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento puede recetarse para otros usos; pida más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de que le apliquen ácido zoledrónico inyectable:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al ácido zoledrónico o a cualquier otro medicamento.o cualquiera de los componentes en la inyección de ácido zoledrónico. Pregúntele a su farmacéutico o consulte la Guía de Medicamentos para obtener una lista de los ingredientes..
  • Tenga en cuenta que el ácido zoledrónico inyectable se vende bajo dos marcas comerciales, Zometa y Reclast. Debe tratarse únicamente con uno de esos productos a la vez.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: antibióticos aminoglucósidos, como amikacina (Amikin), gentamicina (Garamycin), kanamicina (Kantrex), neomicina (Neo-Rx, Neo-Fradin), paramomicina (Humatin), estreptomicina y tobramicina (Tobi, Nebcin); aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en inglés), como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn); medicamentos usados en la quimioterapia contra el cáncer digoxina (Lanoxin, en Digitek); ; diuréticos de asa (''pastillas contra la retención de agua''), como bumetanida (Bumex), ácido etacrínico (Edecrin) y furosemida (Lasix); y esteroides orales, como dexametasona (Decadron, Dexone), metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Deltasone). Muchos otros medicamentos pueden interactuar con el ácido zoledrónico, así que no olvide decir a su médico todos los que esté tomando, incluso los que no aparezcan en esta lista. Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo de cerca por si presentara efectos secundarios.
  • dígale a su médico si usted tiene o alguna vez ha tenido enfermedades al riñón o si tiene la boca seca, orina oscura, disminución de la sudoración, piel seca, y otros signos de deshidratación o recientemente ha tenido diarrea, vómitos, fiebre, infección, sudoración excesiva, o han sido incapaces de tomar suficientes líquidos. Su médico va a esperar hasta que ya no están deshidratados antes de darle la inyección de ácido zoledrónico o si tiene ciertos tipos de enfermedad renal no se puede prescribir este tratamiento para ustedTambien digle a su médico si tiene o ha tenido alguna vez bajas concentraciones de calcio en la sangre. Es posible que su médico verifique sus concentraciones de calcio en sangre antes de que inicie el tratamiento y que no le recete este medicamento si dichas concentraciones son demasiado bajas.
  • Informe a su médico si ha sido tratado con ácido zoledrónico u otros bisfosfonatos (Actonel, Actonel + Ca, Aredia, Boniva, Didronel, Fosamax, Fosamax + D, Reclast, Skelid, y Zometa) en el pasado; si se ha sometido a una cirugía de la glándula paratiroides (una pequeña glándula del cuello) o de la glándula tiroides o si se ha sometido a alguna cirugía para quitarle partes del intestino delgado; y si tiene o ha tenido insuficiencia cardíaca (afección en la que el corazón no puede bombear sangre suficiente a otras partes del cuerpo); anemia (afección en la que los glóbulos rojos no llevan oxígeno suficiente a otras partes del cuerpo); cualquier afección que impida la coagulación normal de la sangre; niveles bajos de calcio, magnesio o potasio en su sangre; cualquier afección que evite que su cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos o problemas en la boca, los dientes o las encías; una infección, especialmente en la boca; asma o sibilancias, , especialmente si toma aspirina; o una enfermedad de la glándula paratiroides, del riñón o del hígado.
  • Informe a su médico si está embarazada, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Deberá usar un método anticonceptivo confiable para evitar el embarazo durante su tratamiento con ácido zoledrónico. Si queda embarazada durante el tratamiento con ácido zoledrónico, llame a su médico. El ácido zoledrónico puede dañar al feto. Diga a su médico si planea quedar embarazada en el futuro, pues el ácido zoledrónico puede permanecer en el cuerpo durante años después de dejar de usarlo.
  • Tenga en cuenta que el ácido zoledrónico inyectable puede causar intensos dolores en los huesos, los músculos o las articulaciones. Puede empezar a sentir este dolor en el término de días,o meses después de empezar a recibir el ácido zoledrónico inyectable. Aunque este tipo de dolor puede empezar después estar recibiendo el ácido zoledrónico inyectable por un tiempo, es importante que usted y su médico tengan presente que puede ser causado por el ácido zoledrónico. Llame a su médico de inmediato si siente dolor intenso en cualquier momento durante el tratamiento con ácido zoledrónico inyectable. Es posible que su médico deje de suministrarle el ácido zoledrónico inyectable y que su dolor desaparezca después de suspender el tratamiento con este medicamento.
  • Tenga en cuenta que el ácido zoledrónico puede provocarle problemas graves osteonecrosis de la mandíbula (ONM, una condición grave de hueso de la mandíbula), sobre todo si se somete a una cirugía o tratamiento dental mientras usa el medicamento. Es recomendable que un dentista le examine los dientes y le realice cualquier tratamiento necesario antes de empezar a utilizar ácido zoledrónico. No olvide cepillarse los dientes y lavarse bien la boca mientras utilice ácido zoledrónico. Consulte a su médico antes de someterse a cualquier tratamiento dental mientras esté usando este medicamento.

¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que su médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Si falta a una cita para recibir la infusión de ácido zoledrónico, llame a su médico cuanto antes.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

El ácido zoledrónico puede provocar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas o aquellos enumerados en las secciones de Cómo o PRECAUCIONES,es intenso o no desaparece:

  • picazon, enrojecimiento, dolor o inflamación en el lugar donde le aplicaron la inyección
  • enrojecimiento, hinchazón o picazon o inflamación en los ojos u ojos llorosos
  • estreñimiento
  • náuseas
  • vómitos
  • diarrea
  • dolor de estómago
  • pérdida del apetito
  • pérdida de peso
  • acidez estomacal
  • llagas en la boca
  • preocupación excesiva
  • agitación
  • depresión
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • fiebre, escalofríos o toz y otros signos de infección
  • manchas blancas en la boca
  • inflamación, enrojecimiento, irritación de la vagina o ardor o comezón en esta
  • flujo vaginal blanco
  • entumecimiento, u hormigueo por la boca en los dedos de las manos o de los pies
  • pérdida del cabello

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato:

  • sarpullido
  • urticaria
  • comezón
  • inflamación de los ojos, la cara, los labios, la lengua, la garganta, las manos, los brazos, los pies, los tobillos o las pantorrillas
  • ronquera
  • dificultad para respirar o tragar
  • dolor en la parte superior del pecho
  • latidos cardíacos irregulares
  • espasmos musculares, contracciones o calambres
  • sangrado o moretones anormales
  • dolor o hinchazón en las encías
  • dientes flojos
  • entumecimiento o sensación de pesadez en la mandíbula
  • llaga en la boca o la mandíbula que no cural

El ácido zoledrónico puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Recibir tratamiento con un medicamento con bisfosfonato, como ácido zoledrónico inyectable, para la osteoporosis, puede aumentar el riesgo de quebrarse algún (algunos) fémur(es). Es posible que tenga dolor en las caderas, la ingle o los muslos por varias semanas o meses antes del quiebre del (de los) hueso(s), y puede darse cuenta de que un fémur o los dos se han quebrado, a pesar de no haberse caído ni de haber experimentado otro traumatismo. En las personas saludables, es inusual que el fémur se quiebre. No obstante, las personas que tienen osteoporosis pueden quebrarse este hueso aun si no reciben ácido zoledrónico inyectable. Consulte a su médico sobre los riesgos de recibir ácido zoledrónico inyectable.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Su médico almacenará este medicamento en su consultorio y se lo administrará según sea necesario.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • fiebre
  • debilidad
  • contracción repentina de los músculos o calambres musculares
  • latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares
  • mareos
  • movimientos oculares incontrolables
  • visión doble
  • depresión
  • dificultad para caminar
  • temblor incontrolable de una parte de su cuerpo
  • convulsiones
  • confusión
  • falta de aire
  • dolor, ardor u hormigueo en e las manos o de los pies
  • dificultad para hablar
  • dificultad para tragar
  • disminución de la micción

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará determinadas pruebas de laboratorio para ver cómo responde su cuerpo al ácido zoledrónico.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Noviembre 2011.