Definición

El esófago es el conducto que lleva la comida desde la garganta hasta el estómago. El cáncer esofágico es el crecimiento de células cancerosas en el esófago.

Hay dos tipos principales de cáncer esofágico:

  • Cáncer de célula escamosa: surge de las células que recubren la zona superior del esófago
  • Adenocarcinoma: surge de las células glandulares que se encuentran en la unión entre el esófago y el estómago

El cáncer ocurre cuando las células del cuerpo se dividen de manera descontrolada. Si las células se siguen dividiendo, se forma una masa de tejido denominada tumor. Si el tumor es maligno, se trata de cáncer. Los tumores malignos pueden invadir los tejidos cercanos y diseminarse a otras partes del cuerpo.


Cáncer Esofágico

Cáncer esofágico
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se desconoce la causa del cáncer esofágico.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer esofágico son:

  • Edad: 60 años o mayor
  • Sexo masculino
  • El consumo de tabaco que produce y que no produce humo (como la goma de mascar de tabaco o rapé)
  • Consumo de alcohol
  • Antecedentes de reflujo gastroesofágico, en especial si provocó esófago de Barrett
  • Acalasia (dilatación crónica del esófago)
  • Infección por Helicobacter pylori (provoca úlceras estomacales)
  • Ciertas condiciones genéticas poco frecuentes, como el síndrome de Plummer Vinson y la tilosis
  • Daño en el esófago debido a sustancias tóxicas, como la lejía
  • Historial de cáncer en la cabeza y/o cuello
  • Infección con el virus del papiloma humano
  • Alendronato (Fosamax) (poco frecuente)

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dificultad para deglutir
  • Dolor al ingerir
  • Tos
  • Voz ronca
  • Dolor en la garganta, espalda, pecho
  • Náusea, vómitos
  • Sangrado al toser
  • Pérdida de peso

La estructura y la ubicación del esófago facilitan la expansión temprana del cáncer. Esta situación puede dificultar la cura. Las personas que tienen afecciones relacionadas, en especial reflujo, deberían consultar con su médico sobre la realización de controles regulares. Estos controles podrían incluir endoscopías.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Radiografía de tórax: radiografía de la región del pecho
  • Tránsito gastroduodenal: una serie de radiografías del esófago y el estómago que se toman después de beber una solución de bario (también denominada ingesta de solución de bario)
  • Esofagoscopia: un examen del esófago mediante una sonda iluminada
  • Biopsia: extracción de una pequeña muestra de tejido esofágico para evaluar la presencia de células cancerosas
  • Tomografía computarizada: un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes de estructuras internas del cuerpo
  • Escáner óseo: para observar si el cáncer se expandió a los huesos

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

Se puede realizar una cirugía para extirpar el tumor. El doctor también puede extirpar el esófago, total o parcialmente. Se puede usar un tubo plástico para reemplazar la parte extirpada del esófago.

Se usa radiación para matar las células cancerosas y reducir los tumores. Tipos de radiación:

  • Radioterapia externa: se aplica radiación al esófago desde una fuente externa al cuerpo
  • Radioterapia interna: se colocan materiales radioactivos en el interior del esófago dentro de las células cancerosas o cerca de ellas

Se usan medicamentos para matar las células cancerosas. La quimioterapia puede administrarse de diferentes formas, como píldoras, inyecciones y por catéter. Los medicamentos entran al torrente sanguíneo, viajan a través de todo el cuerpo y matan, principalmente, las células cancerosas. También pueden matar algunas células sanas.

La quimioterapia sola no cura este tipo de cáncer. Sólo se utiliza cuando el cáncer ya se ha expandido y no puede ser curado. En esta instancia, se utiliza para encoger el tumor y ayudar a aliviar el dolor o controlar las náuseas.

La quimioterapia y la radioterapia juntas ofrecen un mejor resultado que la quimioterapia sola. También se demostró que estos dos tratamientos pueden ser tan eficaces como una cirugía.

Se realiza quimioterapia, radioterapia y, luego, cirugía. Se demostró que este tratamiento resulta muy efectivo y puede ser la mejor manera de curar la enfermedad.

Se usa una luz de alta intensidad para tratar de matar las células cancerosas.

Se usa una combinación de medicamentos y luces especiales para tratar de matar las células cancerosas.

Esta terapia es un enfoque de tratamiento prometedor, pero sólo es adecuado para una pequeña cantidad de pacientes. Existen límites para len profundidad que alcanza la fuente de luz infrarroja en el cáncer. El tumor debe de ser muy pequeño (menos de ¼ de pulgada de grosor) y no debe involucrar los nódulos linfáticos ni otras estructuras.

Prevención

Para ayudar a prevenir el cáncer esofágico:

  • No fumar ni consumir ningún otro producto de tabaco.
  • Tome alcohol sólo con moderación. El consumo moderado de alcohol es no más de dos bebidas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres.
  • Tratar médicamente la enfermedad de reflujo gastroesofágico.