Definición

Un tumor cerebral es una enfermedad en la cual crecen células cerebrales de manera incontrolable. El cáncer se produce cuando las células del cuerpo se dividen sin control. Si las células se dividen sin control, forman una masa de tejido, que se llama neoplasia o tumor. Por lo general, el término cáncer se refiere a los tumores malignos. Éstos pueden invadir tejidos cercanos y propagarse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno no se propaga pero puede presionar estructuras cercanas, lo que causa síntomas.

Existen dos tipos principales de tumores cerebrales:

  • El cáncer cerebral primario se origina en el cerebro. Puede ser benigno o maligno. Un tumor benigno pequeño en una mala ubicación puede causar problemas de importancia.
  • El cáncer cerebral secundario o metastásico se propaga desde el cerebro hasta otro lugar del cuerpo. Todos los tumores metastásicos son malignos.


Tumor cerebral

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se desconoce la causa de la mayoría de los cánceres cerebrales primarios. Las causas de los cánceres cerebrales secundarios son aquéllas que provocaron el cáncer en el lugar de origen (p. ej., el pulmón o la mama).

Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar tumores cerebrales:

  • Radiación
  • Disfunción del sistema inmunitario
  • Antecedentes familiares de tipos de cáncer poco frecuentes

Cualquier cáncer en todo el cuerpo se pueda propagar al cerebro La siguiente es una lista de los tumores más comunes que se pueden propagar al cerebro en algún momento:

Síntomas

Los síntomas dependen del tamaño y la ubicación del tumor. A menudo, un tumor en crecimiento tiene una acumulación de líquido, denominada edema, en áreas circundantes. El edema ejerce presión sobre el cerebro. Los síntomas se pueden desarrollar rápida o gradualmente.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza: la mayoría de los dolores de cabeza no son causados por tumores cerebrales. Los dolores de cabeza asociados con tumores cerebrales tienden a presentar las siguientes características:
    • Empeoran progresivamente en un período de meses o semanas
    • Empeoran durante la mañana o causan despertar durante la noche
    • Son diferentes de los dolores de cabeza comunes
    • Empeoran con el cambio de postura, al torcerse o toser
  • Convulsiones
  • Náuseas o vómitos
  • Debilidad en los brazos o las piernas
  • Pérdida de sensibilidad en los brazos o las piernas
  • Dificultad para caminar
  • Cambios en la vista
  • Problemas de lenguaje
  • Somnolencia
  • Trastornos de la memoria
  • Cambios de la personalidad

Nota: Estos síntomas también pueden ser causados por otras enfermedades menos graves. Si experimenta estos síntomas, consulte con su médico.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Se le realizará un examen neurológico. Se evaluará la fortaleza muscular, la coordinación, los reflejos, la respuesta a los estímulos y el estado de alerta. El médico observará sus ojos para revisar si hay signos de inflamación cerebral.

Las pruebas pueden incluir:

  • Resonancia magnética (RM): un examen que utiliza ondas magnéticas para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo.
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo.
  • Tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés): una prueba que detecta los niveles de actividad metabólica, rastreando una molécula de azúcar radioactiva. Las PET no están aprobadas para analizar tumores cerebrales primarios. Pueden resultar útiles si el médico intenta averiguar si los síntomas están relacionados con un tumor o con una lesión del tratamiento.
  • Arteriografía: una prueba que utiliza radiografías para obtener imágenes de los vasos sanguíneos del cerebro. El material de contraste que se inyecta antes de la prueba resalta los vasos.
  • Biopsia: extracción de una muestra de tejido cerebral para detectar si existen células cancerosas. Puede implicar la inserción de una aguja pequeña dentro del cerebro o una cirugía.
  • Estereotaxia: uso de una tomografía computarizada (TC) asistida por computadora o una resonancia magnética (RM) para localizar el tumor y tomar una biopsia. El médico taladra un pequeño orificio en el cráneo, inserta una aguja y retira la muestra de tejido.

Tratamiento

Una vez que se detecta el cáncer, se pueden realizar más pruebas si se sospecha que éste se ha propagado. El tratamiento depende de la ubicación, el tamaño y el tipo del cáncer, y de su estado de salud en general. Los tratamientos pueden causar secuelas físicas o mentales.

Antes de comenzar el tratamiento, es posible que tome medicamentos, incluso:

  • Esteroides para disminuir la inflamación y la acumulación de líquido:
    • Dexametasona
  • Anticonvulsivos para prevenir las convulsiones:
    • Fentoína .
    • Carbamacepina
      • Si tiene ancestros asiáticos, consulte con su médico antes de tomar este medicamento. Si tiene un gen determinado, es posible que corra riesgo de padecer reacciones mortales de la piel.
    • Fenobarbital
    • Acido valproico
    • Levetiracetam
    • Otros anticonvulsivos

Estos medicamentos únicamente pueden ser útiles si tiene antecedentes de trastornos de convulsiones.

Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

  • Craneotomía: se abre el cráneo para extraer el tumor o la mayor parte posible de éste.
  • Derivación: se implanta una sonda larga y delgada en el cerebro para desviar la acumulación de líquido hacia otra parte del cuerpo.

El uso de radiación para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño del tumor. Este tratamiento es común para los tumores cerebrales. A menudo, la extirpación quirúrgica puede ser poco segura. Tipos de radiación:

Una fuente externa al cuerpo emite radiación directamente al tumor. Si es un tumor cerebral metastásico, recibirá radioterapia cerebral completa (WBRT, por sus siglas en inglés). Si es un tumor cerebral primario, recibirá una radioterapia más localizada. Además, la WBRT puede utilizarse en personas que tienen cáncer en otras zonas del cuerpo. El tratamiento se usa para prevenir el cáncer cerebral.

Se colocan materiales radioactivos dentro del cuerpo, junto a las células cancerosas. Este tratamiento se usa con menor frecuencia.

Se pueden suministrar dosis mayores a las áreas afectadas del cerebro. El tejido normal cercano puede no ser afectado. El equipo especial, incluso la resonancia magnética y la tomografía computarizada, ayudan a emitir radiación en áreas localizadas. Se utiliza con mayor frecuencia en casos de tumores cerebrales metastásicos o tumores cerebrales benignos, como los meningiomas.

La quimioterapia es el uso de medicamentos para destruir células cancerosas. Puede administrarse de muchas formas, incluso píldoras, inyecciones y mediante una sonda. Los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y se desplazan por el cuerpo mientras destruyen la mayoría de las células cancerosas. También pueden destruir algunas células sanas. También se puede administrar directamente en el líquido cefalorraquídeo, que baña el tejido cerebral. Esta forma de administración de quimioterapia se llama intratecal. Es el método utilizado con mayor frecuencia cuando existe propagación del cáncer desde algún otro lugar del cuerpo hacia el líquido que rodea al cerebro y la médula espinal.

La terapia de rehabilitación incluye:

  • Fisioterapia, que ayuda a caminar, a mantener el equilibrio y a aumentar la fuerza.
  • Ergoterapia, que ayuda a dominar las tareas diarias, como vestirse, comer e ir al baño.
  • Logopedia, que ayuda a expresar los pensamientos y a vencer las dificultades para tragar.

Si se le diagnostica cáncer cerebral o un tumor cerebral, siga las indicaciones del médico.

Prevención

No existen pautas generales para prevenir el cáncer cerebral.

En la actualidad, no existen pruebas concluyentes que comprueben que usar teléfonos celulares o vivir cerca de cables eléctricos aumente el riesgo de desarrollar un tumor cerebral.