Definición

En la pericardiocentesis, se inserta una aguja a través del pecho hasta el pericardio (el saco que rodea el músculo cardiaco) para obtener líquido del saco pericárdico.


Pericardiocentesis

Exh53569_97870_1_alter_label
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

La pericardiocentesis se usa tanto a manera de diagnóstico como de terapia.

La pericardiocentesis se realiza para diagnosticar la causa o la presencia de efusión pericárdica (acumulación de líquido en el pericardio). La efusión pericárdica puede deberse a muchas razones que incluyen infección, cáncer, traumatismo, trastornos autoinmunitarios y consumo de drogas.

El taponamiento cardiaco, que puede ser potencialmente mortal, es la compresión del músculo cardiaco a causa de una acumulación de líquido en el pericardio. Esta es una emergencia y se realiza pericardiocentesis para aliviar la presión al retirar el exceso de líquido.

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

Qué esperar

La pericardiocentesis puede ser un procedimiento programado o un procedimiento de emergencia. Esto puede tener un impacto en cuáles pruebas se realizan antes del procedimiento. Se pueden realizar las siguientes pruebas antes de su procedimiento:

  • Análisis de sangre
  • Radiografía de tórax: estudio en el que se emplea radiación para tomar una fotografía de las estructuras internas del cuerpo, en especial los huesos.
  • Electrocardiograma (ECG): estudio que registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas a través del músculo cardiaco.
  • Ecocardiograma: una prueba que usa ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) para examinar el tamaño, la forma y el movimiento del corazón

En los días previos al procedimiento:

  • Asegúrese de decirle a su médico todos los medicamentos (con o sin receta) que esté tomando.
  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.
  • Necesitará restringir su consumo de líquidos y alimentos antes de su procedimiento. Su médico o enfermera le dará instrucciones específicas.
  • Si usted es diabético, pregunte a su médico cómo ajustar sus medicamentos para el procedimiento.

La sedación ligera lo ayudará a relajarse, pero estará despierto y consciente durante el procedimiento.

Se recostará en una mesa de operaciones con el pecho elevado en un ángulo de entre 30º y 45° en lo posible. Esto es para llevar al corazón más cerca de la pared del pecho y para ayudar con el drenaje. Se insertará una línea intravenosa dentro de su brazo para administrar un sedante que le ayude a relajarse. El área donde se insertará la aguja será lavada con un antiséptico y si es necesario, será afeitada. Se inyectará anestesia local en el sitio de inserción para adormecer el área en su pecho. Su corazón será vigilado con un ECG.

Su médico insertará la aguja en un ángulo de 45° dentro del pecho y la moverá lentamente hacia el corazón. El médico usará ultrasonido o ecocardiograma para ayudar a guiar la aguja a la ubicación correcta. Una vez que esté en el pericardio, el médico llevará la aguja hasta el interior del saco pericárdico, pero no más allá de éste (aproximadamente entre 6 y 8 centímetros [cm] debajo de la piel en adultos y 5 cm o menos en niños).

Una vez en el saco pericardial, su médico retirará el líquido usando la aguja o insertando un catéter para retirar el líquido. Después que se retira la aguja o el catéter, se aplicará presión en el sitio de la inyección durante varios minutos. Esto se realiza para detener el sangrado.

En algunos casos, su médico puede dejar el catéter en su lugar para permitir que continúe el drenaje por varias horas o días.

Se le tomará una radiografía torácica para asegurarse que sus pulmones no se hayan perforado. Será vigilado de cerca durante varias horas después del procedimiento. Su pulso, presión sanguínea, y respiración serán revisados regularmente.

Aproximadamente 20-60 minutos

Usted puede sentir dolor cuando la aguja penetre el pericardio.

  • Órganos dañados con la aguja, como pulmón, vaso coronario, miocardio, aorta, vena cava inferior o esófago.
  • Embolia de aire en las venas a causa del aire que entra al corazón.
  • Infección ( pericarditis)
  • Interrupción del ritmo normal del corazón (disritmia).

La estancia en el hospital puede variar desde uno hasta varios días. Típicamente, pasará la noche en el hospital. Si el catéter permanece en el lugar para continuar drenando líquido, puede permanecer en el hospital varios días.

Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:

  • Limpie diariamente el sitio de inyección con agua tibia y jabón delicado como Cetaphil. No frote el área.
  • Evite las actividades vigorosas, especialmente las que involucran la parte superior del cuerpo, hasta que el médico diga que puede retomarlas.
  • Regrese a trabajar y a las actividades diarias regulares tan pronto como esté listo; puede retomar las relaciones sexuales tan pronto como pueda.
  • Haga y mantenga todas las citas postoperatorias.

Después del procedimiento, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico.

El líquido extraído del saco paericardial se envía a un laboratorio para que sea analizado. Los resultados anormales de los estudios pueden deberse a distintas causas, que incluyen infección, cáncer, artritis reumatoide, ataque cardiaco o insuficiencia renal. Si tiene resultados anormales de la prueba, su médico determinará la opción de tratamiento que funcione mejor para su situación.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción del sitio de la incisión
  • Dolor en el pecho u otras señales de un ataque cardiaco
  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Vómitos
  • Mareos