Definición

La incontinencia urinaria de esfuerzo es una de las muchas causas de filtración no controlada de orina. La suspensión uretral es una cirugía que se realiza para corregir la incontinencia en las mujeres.

La mayoría de las veces, la incontinencia es causada por el debilitamiento de los músculos pélvicos que normalmente mantienen a la vejiga en su lugar. Los músculos pueden debilitarse por:

  • Embarazo
  • Parto
  • Menopausia
  • Cirugía previa de pelvis
  • Ausencia de actividad física


Vejiga y uretra de la mujer

Vejiga y uretra de la mujer
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

El objetivo de esta cirugía es brindar sostén adicional a la uretra, lo que provee mayor resistencia contra la pérdida de orina. De este modo, se impedirá la filtración involuntaria de orina.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes, pero ningún procedimiento está completamente libre de riesgos. Si está planificando someterse a una suspensión uretral, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:

  • Sangrado
  • Infección
  • Reacciones a la anestesia
  • Incapacidad para orinar
  • Continuación de la incontinencia o reaparición del problema
  • Daño a otros órganos cercanos o vasos sanguíneos
  • Dolor (p. ej., durante las relaciones sexuales)

El estado general de su salud determinará si corre riesgo de complicaciones. Consulte a su médico acerca de cualquier factor que pueda aumentar el riesgo.

¿Qué esperar?

El médico intentará averiguar por qué se filtra la orina, a través de una o varias de las siguientes opciones:

  • Historia clínica: información sobre medicamentos, enfermedades, cantidad de embarazos y cirugías anteriores, el patrón de filtración y cómo afecta su vida.
  • Muestra de orina: para detectar infecciones u otros problemas.
  • Examen físico : incluye un examen rectal y vaginal.
  • Para evaluar el funcionamiento de la vejiga y el flujo de orina, se pueden indicar estudios adicionales como:
    • Estudios urodinámicos (estudios del flujo de orina): se coloca un catéter temporal para estudiar la actividad de la vejiga.
    • Cistoscopia: un procedimiento que se realiza para ver la parte interior de la vejiga.

Cómo preparase para la cirugía:

  • Hable con su médico acerca de sus medicamentos. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos durante hasta una semana antes del procedimiento, tales como:
    • Aspirina u otros antiinflamatorios
    • Anticoagulantes, tales como warfarina (Coumadin)
    • Clopidogrel (Plavix)
  • Consiga que alguien lo lleve y lo traiga del hospital.
  • No coma ni beba nada a partir de la noche anterior al procedimiento.

Es posible que reciba anestesia intradural para adormecer la parte inferior del cuerpo. También es posible que se utilice anestesia general, en cuyo caso se lo dormirá.

Este procedimiento requerirá una o dos incisiones pequeñas en la vagina y la pared abdominal. Las incisiones se realizarán justo arriba del hueso púbico. Se colocará un cabestrillo debajo de la uretra. El cabestrillo cerrará la uretra cuando sea empujada hacia abajo al estornudar, toser o hacer otros esfuerzos. Esto evitará la incontinencia. El cabestrillo puede estar hecho de material sintético o de tejido del cuerpo del paciente.

Después de la cirugía, será monitoreada en una sala de recuperación. Muy probablemente tenga colocado un catéter para drenar su orina.

De 1 a 1 ½ horas

La anestesia impedirá que sienta dolor durante la cirugía. Después de la cirugía, puede sentir algo de dolor o molestia. Se le administrarán medicamentos para el dolor para aliviar el malestar.

Puede recibir el alta el mismo día.

Al principio, su orina puede parecer sanguinolenta, pero esto desaparecerá con el tiempo. Cuando pueda vaciar su vejiga completamente, se retirará el catéter. Usted podrá levantarse y caminar el mismo día en que se realice la cirugía.

Evite levantar objetos pesados y realizar actividad física intensa durante las seis semanas posteriores a la cirugía. Esto favorecerá el proceso de cicatrización.

Para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas, siga las instruccione del médico.

Llame a su médico

Después de salir del hospital, comuníquese con su médico si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, inflamación, dolor creciente, sangrado excesivo o cualquier descarga en el lugar de la incisión
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Tos, falta de aliento o dolor en el pecho
  • Náusea o vómito severos
  • Dificultad para orinar
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar
En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias.