Definición

El reemplazo total del hombro es una cirugía que se realiza para tratar diferentes afecciones y lesiones del hombro, como:

Durante esta cirugía, la articulación desgastada y dolorida se reemplaza por una nueva articulación de metal y plástico.


Reemplazo del hombro

EQ00020_shoulder replacement
Una articulación de metal reemplaza la articulación lesionada del hombro.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

La cirugía alivia el dolor de la articulación del hombro generado por una afección o lesión en él.

Posibles complicaciones

No son comunes los problemas derivados de la cirugía, pero toda cirugía conlleva algún riesgo. Su médico evaluará posibles problemas, como:

Hable con su médico sobre estos riesgos antes de la cirugía.

¿Qué esperar?

Antes de la cirugía, es posible que deba reunirse con el médico para realizarse un examen físico, revisar sus antecedentes clínicos y realizarse pruebas. Se le puede practicar lo siguiente:

  • Análisis de sangre
  • Radiografía: un estudio que usa radiación para obtener imágenes de las estructuras internas del cuerpo, especialmente de los huesos
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que utiliza una computadora para generar imágenes de estructuras dentro del hombro
  • Resonancia magnética (RM): un examen que utiliza ondas magnéticas para generar imágenes de estructuras dentro del hombro

Hable con su médico acerca de los medicamentos que toma. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos hasta dos semanas antes del procedimiento, tales como:

  • Aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (p. ej., ibuprofeno , naproxeno )
  • Medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin)
  • Medicamentos antiplaquetarios, como clopidogrel (Plavix)
  • Medicamentos para la artritis

Se le suministrará anestesia general o local antes del comienzo de la cirugía.

La anestesia general bloquea el dolor y lo mantiene dormido durante la cirugía. Se suministra por una vena en el brazo o la mano, o como un gas a través de los pulmones.

La anestesia local bloquea el dolor en una zona específica del cuerpo, en este caso la parte superior. No lo mantiene dormido durante la cirugía. Se suministra por una vena en el brazo o la mano.

El médico realiza un corte en la piel cerca del hombro. Los músculos grandes alrededor del hombro se apartan. Se realiza un corte en el músculo rotatorio. El músculo rotatorio consiste en tendones que cubren y dan soporte a la articulación del hombro. Apartar los músculos y los tendones le permite al médico ver claramente la articulación del hombro.

El médico retira la articulación del hombro y la reemplaza con un implante muy similar. Incluye una bola, una cavidad y un vástago.

Después de insertar el implante, el médico cierra el músculo rotatorio, los músculos y la piel con puntos de sutura. Es posible que también se inserte un drenaje para quitar el líquido que se puede acumular en el hombro después de la cirugía.

Será trasladado a una sala de recuperación donde las enfermeras lo controlarán. Observarán sus signos vitales (p. ej., la presión arterial, el pulso y la respiración). También se pueden tomar radiografías.

Una pocas horas

La anestesia evita que sienta dolor durante la cirugía. A medida que se recupera, puede sentir un poco de dolor. El médico le dará medicamentos para el dolor.

Esta cirugía se realiza en un hospital. Habitualmente, la internación dura 2 o 3 días. Si se presentan problemas, deberá permanecer más tiempo.

Puede comenzar con fisioterapia el día después de la cirugía. Un fisioterapeuta trabajará con usted para ayudarlo a recobrar la amplitud de los movimientos y la fuerza del hombro. Además, continuará con la fisioterapia después de dejar el hospital.

Utilizará un cabestrillo para el brazo durante las primeras semanas posteriores a la cirugía. El cabestrillo lo ayudará a sostener el hombro durante el proceso de curación. Podrá realizar tareas simples, como alimentarse o vestirse, en las primeras dos semanas posteriores a la cirugía. Mientras tanto, sus familiares o amigos pueden ayudarlo con las actividades cotidianas.

Al regresar a su hogar, siga estos pasos:

  • Siga las instrucciones de su médico en cuanto a la limpieza de la incisión y el uso del cabestrillo.
  • Pregunte a su médico cuándo es seguro ducharse, bañarse o tomar baños de inmersión.
  • Consulte a su médico para saber cuándo es seguro conducir.
  • Asegúrese de seguir todas las instrucciones de su médico.

Llame a su médico

Llame a su médico si ocurre algo de lo siguiente:

  • Rigidez, dolor o inestabilidad del hombro
  • Problemas en el sitio de la incisión (p. ej., sangrado)
  • Señales de infección, como fiebre o escalofríos

En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias.