Definición

Este es un procedimiento para tratar las fisuras anales. Una fisura anal es una herida dolorosa en la pared del ano. El ano es la abertura a través de la cual se despiden las heces fecales del organismo. En general, los desgarros ocurren en el interior de la abertura.


Fisura anal

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Los espasmos musculares en el recto pueden impedir que las fisuras cicatricen. Estos espasmos musculares se alivian con una esfinterotomía. Por lo general, las fisuras anales cicatrizan al tomar algunas medidas, las que incluyen:

  • Consumir una dieta rica en fibra
  • Tomar líquidos en abundancia
  • Usar ablandadores de materia fecal
  • Darse baños tibios
  • Usar medicamentos tópicos (que se aplican a la piel)

Si esto no funciona, es posible que se realice una esfinterotomía. Este procedimiento permite que la fisura cicatrice y disminuyan el dolor y los espasmos. Generalmente es muy eficaz. El dolor comenzará a desaparecer en el lapso de algunos días.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes. Sin embargo, ningún procedimiento está absolutamente libre de riesgo. Si está planificando someterse a una esfinterotomía, el médico revisará una lista de posibles complicaciones:

  • Pérdida de gases o heces por el recto
  • Reacción adversa a la anestesia (p. ej., vahídos, hipotensión arterial, sibilancia)
  • Infección
  • Hemorragia
  • Formación de absceso o fístula

Analice estos riesgos con el médico antes del procedimiento.

¿Qué esperar?

Antes de la cirugía, es posible que el médico realice lo siguiente para determinar la extensión de la fisura:

  • Examen físico y antecedentes clínicos
  • Examen rectal digital: el médico inserta un dedo lubricado dentro del ano y siente si hay bultos o anomalías.
  • Anoscopía: se inserta un instrumento en el ano para permitir que el médico revise el conducto anal.

En los días previos a la cirugía, es posible que el médico:

  • Le pida que tome medidas para evacuar sus intestinos.
    • El día previo a la cirugía:
      • Coma un desayuno y un almuerzo livianos.
      • Beba solo líquidos transparentes después del almuerzo. Los líquidos transparentes incluyen agua, caldo, jugo sin pulpa, paletas heladas y gelatina transparente. Pregunte al médico qué líquidos se permiten.
    • La noche antes de la cirugía:
      • No coma ni beba nada a partir de la noche anterior.
    • Es posible que se le pida que se administre un enema para ayudar a evacuar. Este es un líquido que se introduce en el recto para estimular las evacuaciones.

También debe consultar con el médico acerca de los medicamentos, hierbas y suplementos dietéticos. Se le puede solicitar que deje de tomar algunos medicamentos durante hasta una semana antes del procedimiento, tales como:

  • Aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (p. ej., ibuprofeno , naproxeno )
  • Medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin)
  • Medicamentos antiplaquetarios, como clopidogrel (Plavix)

Según la opción que sea más adecuada para usted, es posible que su médico le administre:

  • Anestesia local: solo adormecerá la zona rectal.
  • Anestesia general: estará dormido durante la cirugía.

Si hay apéndices cutáneos cerca de la fisura, se extraerán. Luego, el médico realizará un corte cuidadosamente en el músculo del esfínter anal. Esto relajará el esfínter y permitirá que se estire, aliviando la presión de la fisura. El médico colocará un vendaje en el ano para detener la hemorragia.

Menos de una hora

Durante el procedimiento, el dolor se controlará con un anestésico general o local. El dolor de las fisuras comenzará a desaparecer en el lapso de algunos días. Es posible que el médico le recete analgésicos para ayudar a que se sienta más cómodo.

Es posible que se le administren analgésicos y se le den indicaciones para cuidar su zona rectal. Una enfermera puede cambiar su vendaje e indicarle cómo cambiarlo.

Cuando regrese a casa, siga las indicaciones del médico para lograr una recuperación sin problemas:

  • Mantenga limpia la zona rectal:
    • Retire el vendaje antes de evacuar.
    • Tome un baño de asiento tres a cuatro veces al día y después de cada evacuación. Los baños de asiento ayudarán a aliviar la incomodidad y limpiar el área. Para un baño de asiento, siéntese en agua tibia entre 10 a 15 minutos. Seque el área. No limpie o frote. Existen aparatos disponibles para colocar arriba del inodoro y hacer el procedimiento más fácil.
    • Por algunos días, utilice toallitas húmedas para bebés sin alcohol en lugar de papel higiénico para limpiarse después de evacuar.
    • Saldrá una secreción rojiza amarilla del recto durante una semana o más. Utilice compresas para absorber el drenaje. Es posible que tenga un mayor drenaje con sangre después de realizar alguna actividad o de evacuar.
  • Si toma analgésicos, es posible que deba tomar un ablandador de materia fecal para prevenir el estreñimiento. Comer una dieta con alto contenido de fibra también puede evitar que sufra de estreñimiento.
  • Evite estar sentado o de pie más de una hora de una sola vez.
  • Durante las primeras seis semanas, no levante objetos que pesen más de cuatro kilos y medio (10 libras).
  • Reanude su actividad sexual cuando se sienta listo.
  • Consulte con su médico cuándo puede regresar a trabajar

Llame a su médico

Después de llegar a casa, comuníquese con su médico si presenta cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Hemorragia abundante del recto
  • Fiebre
  • Drenaje con mal olor desde el recto
  • Inflamación excesiva en la zona rectal
  • Incapacidad para controlar las evacuaciones intestinales
  • Dificultad para orinar

En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias.