Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar herpes zóster con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar herpes zóster. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

Usted sólo puede contraer herpes zóster si ya tuvo varicela, y el virus inactivo de su antigua infección por varicela se vuelve a activar. Debido a que sólo el 20% de las personas que han tenido varicela eventualmente desarrollan herpes zóster, investigadores aún están tratando de determinar qué es lo que hace que algunas personas sean más propensas a desarrollar herpes zóster que otras.

Algunos de los factores que hacen que las personas sean más propensas a desarrollar herpes zóster incluyen:

Estrés y Fatiga

El estrés emocional y/o físico excesivo y la fatiga extrema podrían incrementar su riesgo de desarrollar herpes zóster.

Condiciones Médicas

Si usted tiene un sistema inmune debilitado, es mucho más propenso a desarrollar herpes zóster. Condiciones que incrementan su riesgo incluyen:

Medicamentos y Tratamientos Médicos

Algunos tratamientos médicos lo pueden poner en riesgo de herpes zóster:

  • Radioterapia
  • Medicamentos inmunosupresores (para trasplantes de órganos, cáncer, y enfermedades autoinmunes) como:
    • Tratamientos quimioterapéuticos para cáncer
    • Medicamentos de esteroides
    • Ciclosporina
    • Azatioprina
    • Ciclofosfamida
    • Clorambucil
    • Cladribina

Edad

Las personas mayores de 60 años son aproximadamente tres veces más propensas a desarrollar herpes zóster que las personas más jóvenes.

Origen Étnico

Las personas de raza blanca son cuatro veces más propensas que las personas de raza negra a desarrollar herpes zóster.