Las úlceras pépticas son áreas desgastadas en el estómago (úlceras gástricas) o de la primera porción del intestino (úlceras duodenales). Las úlceras pépticas ocurren en áreas donde el revestimiento del estómago o intestino se desgasta e irrita, causando dolor o sangrado.


Úlcera Gástrica

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Normalmente, una cubierta mucosa protege el revestimiento del estómago y el intestino. Esta cubierta se puede desbaratar por una infección bacteriana por Helicobacter pylori ( H. pylori) o por medicamentos irritantes (como medicamentos anti-inflamatorios no esteroidales). Cuando se desbarata esta cubierta de mucosa, fuertes jugos digestivos pueden desgastar el revestimiento dentro de ésta. Esto ocasiona la úlcera.


Úlcera Duodenal

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Alguna vez se pensó que factores del estilo de vida (como la dieta y el estrés) eran totalmente responsables de causar úlceras. Ahora se sabe que éstos empeoran condiciones de úlceras, pero en realidad no causan el desgaste. La inmensa mayoría de úlceras se deben a infección con H. pylori.

Además de crear malestar, las úlceras son serias debido a que pueden causar:

  • Perforación: Si una úlcera desgasta a través de la pared completa de su estómago o intestino, se le llama úlcera perforada. Ésta es una condición muy seria y posiblemente de amenaza para la vida, debido a que el orificio permite que los contenidos de su estómago e intestino se filtren dentro de la cavidad abdominal.
  • Obstrucción: La cicatrización de las úlceras puede obstruir el flujo a través del estómago y/o duodeno. Esto puede causar vómito repetido, pérdida de peso, y dolor intenso.
  • Cáncer Gástrico: Las personas que tienen úlceras pépticas tienen un índice mucho más alto de cáncer estomacal que otras personas. H. pylori es una causa casi segura de cáncer estomacal y podría representar el riesgo excesivo asociado con la enfermedad por úlceras pépticas.

Muchas más personas son infectadas con H. pylori que nunca desarrollan una úlcera. Los investigadores aún están tratando de entender por qué algunas personas infectadas con este tipo de bacteria desarrollan úlceras y otras no lo hacen. Los investigadores aún están tratando de saber cómo es que las personas se infectan con H. pylori. Ésta se podría transmitir en alimentos o agua. También parece que vive en la saliva de personas infectadas, permitiendo que la bacteria sea transmitida al besar, por ejemplo.