Los síntomas de gota generalmente aparecen de manera repentina y severa. Un ataque de gota por lo general afecta sólo una articulación, más comúnmente la articulación del dedo gordo del pie. Sin embargo, el ataque podría involucrar más de una articulación. Los síntomas frecuentemente se desarrollan por la noche y empeoran en las siguientes 24 a 36 horas. Otras articulaciones afectadas incluyen las rodillas, tobillos, pies, muñecas, manos, dedos de las manos, y codos.


Gota del Dedo Gordo del Pie

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Los síntomas en la articulación afectada por lo general incluyen:

  • Dolor severo
  • Sensibilidad extrema
  • Inflamación
  • Enrojecimiento
  • Calidez

Otros síntomas podrían incluir:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Sensación de enfermedad general

Los síntomas por lo general son más severos en personas que desarrollan gota antes de los 30 años de edad. Algunas personas sólo sufrirán un ataque de gota. Sin embargo, la mayoría de personas con gota, sufrirán una repetición en un lapso de dos años desde el primer ataque, y repeticiones posteriores después de eso (si la condición se deja sin tratar).

Posibles complicaciones de la gota incluyen:

  • Acumulación de depósitos de ácido úrico (tofos):
    • Abultamientos duros debajo de la piel cerca (o alrededor) de las articulaciones
    • Abultamientos duros en el borde de la oreja
    • Otras partes del cuerpo podrían verse afectadas como las puntas de los dedos, córnea del ojo, aorta, espina, o alrededor del cerebro
  • Daño permanente a las articulaciones afectadas
  • Síndrome del túnel carpiano, una condición dolorosa de las muñecas
  • Cálculos renales (si se acumula ácido úrico en los riñones)
  • Daño renal