No hay indicaciones específicas para prevenir o reducir su riesgo de glaucoma.

La detección y tratamiento tempranos del glaucoma, antes que cause pérdida mayor de la visión, es la mejor manera para controlar la enfermedad. Debido a que la pérdida de la visión es gradual y por lo general sólo afecta la visión periférica al principio, la mayoría de los pacientes no notan algún cambio visual hasta que se haya hecho un daño considerable.

Usted debería someter sus ojos a examinación regularmente por parte de un especialista en el cuidado ocular, especialmente si usted tiene alto riesgo de glaucoma. (Diríjase a la sección de revisión para conocer recomendaciones acerca de la frecuencia). Recuerde, usted podría tener glaucoma justo ahora y no saberlo. Si permanece sin ser tratado, usted puede tener pérdida permanente de la visión. Reciba regularmente una examinación ocular extensa.