Si usted tiene dolor en el pie y/o sospecha que un hueso en su dedo o pie se ha roto (fracturado), llame a su profesional en el cuidado de la salud. Usted podría ser capaz de caminar incluso si se ha fracturado un hueso del pie, particularmente si es un hueso astillado o una fractura de un dedo del pie.

El diagnóstico de dolor en el pie podría incluir lo siguiente:

Evaluación Inicial - Su médico revisará su historial clínico y le hará preguntas sobre su dolor en el pie, sus actividades diarias, y cualquier lesión presente o previa.

Examen Físico - Su médico le examinará sus pies. Muchos problemas de los pies son obvios en un examen simple.

Rayos X - Usted podría tomarse rayos X de sus pies. Los rayos X pueden identificar problemas, como artritis, espolones óseos, fracturas, tumores óseos, y cuerpos extraños metálicos.