El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamientos oportunos. Las pruebas de revisión por lo general se administran a personas sin síntomas presentes, pero que pueden estar en alto riesgo para ciertas enfermedades o condiciones.

En el caso de la varicela, la revisión puede realizarse para observar si usted cuenta o no con una inmunidad adquirida a la enfermedad.

Pruebas de Revisión

Análisis de Sangre: Se toma una muestra de sangre y se envía a un laboratorio. Los niveles de anticuerpos se miden en la sangre para ver si usted ha desarrollado o no inmunidad a la varicela a causa de un infección previa que pasó desapercibida (o por una inmunización olvidada).

Indicaciones de Revisión

Las personas que han tenido varicela por lo general desarrollan inmunidad a ella. Desde 1995, la vacuna contra la varicela ha estado disponible. Por esta razón, el National Immunization Program recomienda que si usted no está seguro si alguna vez ha tenido varicela o si ha sido vacunado, usted debe hablar con su médico sobre someterse a una prueba de sangre para determinar si usted tiene o no inmunidad. Si las pruebas son negativas, usted no es inmune. En la mayoría de los casos usted debe recibir una vacuna contra la varicela para protegerle de adquirir la enfermedad. La vacuna es particulamente importante para adolescentes y adultos, para quienes la infección de la varicela podría ser severea o incluso de amenaza para la vida.