Cuando lleve a su hijo al médico para un control regular, el médico evaluará si hay algún retraso en el desarrollo. Estos controles se programan típicamente a los:

  • 9 meses
  • 18 meses
  • 24 ó 30 meses

Para evaluar los retrasos del desarrollo, el médico se centrará en las habilidades sociales, las habilidades del lenguaje y la conducta de su hijo. El médico puede pasar un tiempo hablando y jugando con el niño. Luego le hará preguntas sobre el desarrollo de su hijo.

Este es un buen momento para hablar abiertamente con el médico sobre cualquier inquietud que tenga sobre el crecimiento y el comportamiento de su hijo. La aparente falta de desarrollo normal o el retroceso a una condición anterior son situaciones de especial inquietud y deben compartirse con el médico.

Algunos ejemplos de pruebas que se utilizan para detectar retrasos del desarrollo incluyen:

  • Cuestionario sobre edades y etapas
  • Evaluación de los padres sobre el estado del desarrollo

Además de las pruebas de detección para retrasos del desarrollo, el médico también puede indicar una prueba para detectar específicamente el autismo. Estas herramientas de detección se centran en los criterios para el diagnóstico del autismo que se detallan en el Manual Diagnóstico y Estadístico de la American Psychiatric Association.

Una prueba frecuente es el cuestionario sobre autismo en niños pequeños (Checklist for Autism in Toddlers, CHAT), que se utiliza para niños a partir de 18 meses, edad a la que se suele diagnosticar el autismo. Algunos ejemplos de los tipos de preguntas del CHAT incluyen:

  • ¿Su hijo se interesa en otros niños?
  • ¿Su hijo alguna vez le trae objetos para mostrarle algo?
  • ¿Su hijo se queda mirando a la nada o camina sin ningún objetivo?

Si la prueba revela que su hijo tiene signos de autismo, el siguiente paso será trabajar con un profesional especializado en esta condición. Por ejemplo, un psicólogo infantil, que hará más estudios.

Es importante tener en cuenta que si su hijo se encuentra en la categoría de alto riesgo, el médico realizará pruebas a una edad más temprana para detectar retrasos del desarrollo y autismo. Se considera que el riesgo es elevado si el niño:

  • Tenía bajo peso al nacer
  • Fue prematuro
  • Tiene un hermano con retraso del desarrollo o autismo