Las indicaciones para la prevención de la anemia nutricional incluyen las siguientes:

Una dieta que cubra las indicaciones alimenticias de forma ordinaria tendrá suficiente hierro, folato y vitamina B 12 para prevenir la anemia. Excepciones incluyen a las mujeres en edad reproductiva a quienes se les recomienda tomar hierro y ácido fólico complementario, y bebés prematuros a quienes con frecuencia se les prescribe suplementos de hierro. Pregúntele a su médico si usted debería tomar estos suplementos.

Un examen físico regular (revisiones) con frecuencia incluye un conteo completo de la sangre, por lo que someterse a revisiones regulares puede detectar la anemia nutricional en una etapa temprana.