La rinitis alérgica se refiere a un grupo de síntomas, como escurrimiento o comezón nasal, ojos llorosos y estornudos, que son a causa de inflamación de las membranas mucosas nasales. Un nombre común, pero impreciso, para esta condición es la fiebre del heno. Se estima que 40-50 millones de personas en los Estados Unidos desarrollan rinitis alérgica durante su vida. La rinitis alérgica antecede al inicio del asma en más del 50% de los casos así que se recomienda acudir a un doctor tan pronto como sea posible.


Rinitis Alérgica Con Severa Inflamación de los Tejidos Nasales

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Las membranas mucosas de la nariz pueden inflamarse cuando se inhalan ciertos alérgenos aéreos, como el polvo, el polen, el moho o la caspa de animales. Para aquellos que sean sensibles, estos alérgenos estimulan una reacción inmune excesiva.

El cuerpo produce un anticuerpo inmunoglobulina (IgE) específico para dicho alérgeno y se une a las células mástil que producen químicos como al histamina. Esto se denomina "sensibilización". La próxima vez que su cuerpo entre en contacto con el alérgeno, el anticuerpo lo reconoce, y se libera la histamina. La histamina causa la dilatación de los vasos sanguíneos nasales y la inflamación de las membranas mucosas, lo cual provoca los síntomas comunes de una alergia.

Tipos de Rinitis Alérgica

Existen dos tipos de rinitis alérgica:

De temporada: Los síntomas ocurren sólo en ciertos momentos del año, generalmente en la primavera, verano y a principios del otoño. En la mayoría de los casos, las personas con rinitis alérgica son sensibles al polen de los árboles, del pasto y de las hierbas o a las esporas del moho.

Perenne: La rinitis alérgica perenne ocasiona síntomas todo el año. Las personas que tienen esta forma de rinitis alérgica generalmente son alérgicas a los ácaros del polvo caseros, a las cucarachas, a la caspa de animales y/o a las esporas del moho. Ocasionalmente, las alergias alimenticias pueden ocasionar rinitis alérgica perenne.

Complicaciones de la Rinitis Alérgica

En general, la rinitis alérgica es una condición relativamente leve que puede causar incomodidad, pero rara vez es algo serio. Algunas complicaciones asociadas con la rinitis alérgica incluyen:

  • Infecciones del oído
  • Sinusitis
  • Recurrente dolor de la garganta
  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Tos
  • Dolor de cabeza