Se han intentado muchos tratamientos para aliviar los síntomas de PMS. Ningún tratamiento ha encontrado ser constantemente efectivo para todos los síntomas, pero el tratar uno o dos síntomas podría aliviar todo el síndrome.

Estrategias primarias de tratamiento involucran cambios en el estilo de vida. Estrategias secundarias de tratamiento se emplean sólo si sus síntomas de PMS no mejoran dentro de dos o tres meses después de hacer cambios en el estilo de vida. Tratamientos secundarios podrían involucrar suplementos alimenticios, medicamentos, psicoterapia, y terapias alternativas y complementarias.

El tratamiento se enfoca en reducir o eliminar síntomas físicos, emocionales, y del comportamiento del PMS y podría involucrar lo siguiente:

Actualmente no hay opciones quirúrgicas para el tratamiento de PMS.