El tratamiento para la enfermedad inflamatoria del intestino tiene el objetivo de controlar los síntomas y reducir la inflamación en el intestino y en todo el cuerpo. Es importante controlar la inflamación para controlar las complicaciones y mejorar la calidad de vida. Se podría necesitar hospitalización para controlar los síntomas de reagudizaciones severas.

El tratamiento involucra lo siguiente:

Otras terapias experimentales aún se están estudiando para su uso en el tratamiento de enfermedad inflamatoria del intestino. Estas terapias todavía no están aprobadas por the Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos; usted podría preguntar a su médico acerca de formar parte en un estudio clínico.