Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Es posible desarrollar GERD con o sin los factores de riesgo listados a continuación. Sin embargo, mientras más factores de riesgo tenga, será mayor su probabilidad de desarrollar GERD. Si usted tiene numerosos factores de riesgo, pregunte a su médico lo que puede hacer para reducir su riesgo.

GERD o acidez estomacal puede ocurrir en hombres, mujeres, y niños de todas las edades, incluyendo bebés.

Factores de riesgo incluyen:

Factores Específicos del Estilo de Vida

Los siguientes hábitos pueden incrementar el riesgo de acidez estomacal o GERD:

  • Obesidad
  • Hacer ejercicio inmediatamente después de comer (especialmente trotar o la actividad vigorosa)
  • Fumar
  • Recostarse al poco tiempo después de los alimentos
  • Inclinarse o hacer esfuerzo, especialmente al poco tiempo después de los alimentos
  • Consumo de alcohol (especialmente en exceso)
  • Comer chocolate
  • Tomar bebidas carbonatadas, bebidas cafeinadas, y café descafeinado
  • Comer alimentos condimentados o alimentos ácidos como cítricos o tomates

Condiciones Médicas

Las siguientes condiciones médicas podrían incrementar el riesgo de desarrollar GERD:

  • Úlcera péptica
  • Cirugía previa para acidez estomacal, incluyendo cirugía para reflujo gástrico y vagotomía
  • Asma u otros problemas respiratorios
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Escoliosis
  • Fibrosis quística
  • Ciertos trastornos del sistema nervioso
  • Trastornos gastrointestinales
  • Alergias a alimentos
  • Sonda nasogástrica colocada
  • Trauma en el pecho
  • Algunos problemas congénitos, como:

Medicamentos y Suplementos

El uso de ciertos medicamentos y suplementos puede incrementar el riesgo de GERD. Estos medicamentos incluyen:

  • Aspirina y otros NSAID (podrían irritar el estómago, lo cual contribuye a GERD)
  • Anticolinérgicos
  • Bloqueadores del canal de calcio
  • Teofilina, inhaladores bronquiales, y otros medicamentos para el asma
  • Quinidina
  • Tetraciclina
  • Suplementos de potasio y hierro
  • Nitratos
  • Sildenafil (Viagra)
  • Agentes alfa-adrenérgicos
  • Meperidina (Demerol)
  • Sedantes como diazepam (Valium)