Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico, y le realizará un examen físico. Él por lo general hará un diagnóstico inicial de GERD con base en sus síntomas. En algunos casos, se realizarán otras pruebas para confirmar el diagnóstico o excluir otros trastornos.

Estos exámenes podrían incluir:

Serie GI Superior - Se toma una serie de rayos X del sistema digestivo superior después de beber una solución de bario.

Monitoreo de pH en 24 Horas - Se coloca una sonda en el esófago para mantener el registro del nivel de actividad en la parte inferior del esófago. Esto se realiza en un periodo de 24 horas.

Manometría - Esta prueba mide las presiones musculares en la parte inferior del esófago.

Endoscopía - Un tubo delgado e iluminado con una pequeña cámara adjunta se pasa hacia abajo de la garganta para examinar el esófago y estómago.


Endoscopía

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Biopsia - Se retira una pequeña muestra de tejido del esófago. Después, ésta se estudia para revisar la presencia de inflamación, cáncer, u otros problemas.