Definición

La vejiga neurogénica es una función anormal de la vejiga causada por un problema nervioso. La vejiga probablemente se vacía demasiado a menudo y en el momento incorrecto ( incontinencia) o la vejiga no puede eliminar completamente la orina (retención de orina). En este caso, la orina puede salirse de una vejiga que está demasiado llena.

Contacte a su doctor si usted cree que puede tener esta enfermedad. Mientras más rápido se trate, menores serán las probabilidades de desarrollar otras afecciones graves, como infección urinaria.


Vejiga y nervios, femenino

BJ00029_97870_1.jpg
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La vejiga neurogénica es causada por problemas con los nervios que transportan los mensajes entre la vejiga y el cerebro. Los problemas nerviosos pueden ser causados por:

Factores de riesgo

Las siguientes afecciones médicas aumentan la probabilidad de desarrollar vejiga neurogénica. Si usted tiene cualquiera de estos factores de riesgo, dígaselo a su doctor.

  • Afecciones de los nervios o la médula espinal presentes desde el nacimiento (como espina bífida o tumor en la médula espinal)
  • Diabetes
  • ACV

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Incontinencia urinaria
  • Gotear el flujo urinario
  • Escurrir mientras se orina
  • Incapacidad para orinar (retención de orina)
  • Exceso de orina debido a una vejiga llena
  • Dolor al orinar

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Probablemente, se le solicitará que lleve un diario de cuán a menudo vacía la vejiga y de otros hábitos urinarios. Si el médico considera que sus síntomas podrían ser provocados por un problema nervioso, se le realizarán algunos de los exámenes descritos a continuación. También se lo podría derivar con un urólogo para que realice otras evaluaciones y tratamientos.

Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de orina; examen de la orina para detectar evidencia de infección o problemas renales
  • Análisis de sangre; para detectar evidencia de problemas renales
  • Exámenes de la función de la vejiga; para medir la capacidad de los músculos de la vejiga para responder al llenado y vaciado de la vejiga
  • Pruebas de imágenes de los riñones, uréteres y de la vejiga, como:
    • Radiografías; generalmente, con material de contraste inyectado en una vena
    • Ecografía; un examen que usa ondas sonoras para examinar los riñones, los uréteres o la vejiga
    • Tomografía computarizada; uso de radiografías y computadoras para tomar imágenes detalladas de los riñones, los uréteres o la vejiga
  • Imagen de resonancia magnética; el uso de magnetos potentes y ondas de radio para crear imágenes del cerebro o la médula espinal. Pueden utilizarse otros exámenes de diagnóstico por imagen.
  • Urodinámica; para evaluar la función de los nervios y músculos de la vejiga

Tratamiento

El tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas al vaciar su vejiga regularmente.

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Entrenamiento de la vejiga; elaboración de un programa regular para vaciar la vejiga y beber menos líquido
  • Ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la vejiga que ayudan a controlar el flujo de la orina
  • Estimulación eléctrica indolora para ayudar al funcionamiento de los músculos de la vejiga

Se puede insertar un tubo delgado, llamado catéter, para vaciar la vejiga. Usted puede aprender a hacer esto por sí mismo o bien un profesional de la salud puede realizarlo en su lugar.

La cirugía puede ser una opción para casos severos cuando todos los otros tratamientos fracasan. Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

  • Extirpar parte del músculo que mantiene cerrada la vejiga; esto permite que la orina fluya hacia un tubo de recolección unido al pene (sólo para hombres).
  • Insertar un tubo en una apertura en el abdomen; esto permite que la orina fluya hacia una bolsa de recolección.
  • Usar tejido proveniente del intestino para agrandar la vejiga
  • Reemplazar la vejiga con un saco hecho de secciones del intestino o de otros tejidos
  • Insertar un dispositivo similar a un tubo pequeño, denominado endoprótesis, en el cuello de la vejiga; esto permite eliminar la orina.

Prevención

Aunque la mayoría de los casos de vejiga neurogénica no pueden prevenirse, las personas con diabetes pueden ser capaces de retrasar o evitar el problema al controlar cuidadosamente sus niveles de azúcar en la sangre a largo plazo. Además, usar cinturones de seguridad y el evitar las actividades que incrementan el riesgo de lesiones de la médula espinal prevendrá la vejiga neurogénica debido a esta causa.