Definición

El shock séptico es una afección en la que la presión arterial disminuye peligrosamente. Puede afectar a pacientes con infecciones graves. La presión arterial muy baja desacelera el flujo sanguíneo, y si el flujo sanguíneo es demasiado bajo, algunos órganos pueden fallar.

Causas

El shock séptico es provocado por la sepsis, que puede ser desencadenada por diversos tipos de infecciones, por ejemplo:

  • Bacterias
  • Viral
  • Parasística
  • Infecciones de hongos


Sepsis

Sepsis pulmonar infantil
La infección de los pulmones se ha expandido a todo el cuerpo y ha provocado un shock séptico.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de Riesgo

Los siguientes factores incrementan su probabilidad de sufrir un shock séptico:

  • Edad: recién nacidos y personas mayores de 50 años de edad
  • Sistema inmunológico debilitado
  • Conteos bajos de glóbulos blancos
  • Enfermedades crónicas
  • Cirugía previa

Síntomas

Si usted experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a un shock séptico. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

  • Confusión
  • Alerta reducida
  • Presión arterial irregular
  • Escalofríos
  • Fiebre, la cual puede ir seguida por una caída en la temperatura corporal
  • Piel cálida, enrojecida
  • Latidos cardiacos rápidos y fuertes
  • Respiración rápida
  • Micción reducida
  • Insuficiencia renal
  • Insuficiencia pulmonar
  • Insuficiencia cardiaca
  • Coágulos sanguíneos

Diagnóstico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Exámenes podrían incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre para medir glóbulos blancos, niveles de oxígeno, conteo de plaquetas, ácido láctico, y desechos metabólicos
  • Exámenes y cultivos de sangre para revisar si hay organismos infecciosos
  • Electrocardiograma (ECG): para verificar si hay irregularidades en el ritmo cardiaco

Tratamiento

Hable con su médico acerca del mejor plan para usted. Opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

Si tiene un shock séptico, será internado en la unidad de cuidados intensivos. Se le podría administrar:

  • Líquidos por vía intravenosa: administrados directamente en una vena
  • Medicamentos para aumentar el flujo sanguíneo
  • Oxígeno adicional
Si sufre insuficiencia pulmonar, puede ser conectado a un ventilador mecánico que le ayudará a respirar. Se pueden usar otras terapias o medidas de apoyo.

Una vez que se haya identificado la causa de la infección, se le administrarán dosis altas de uno o más antibióticos.

Se puede realizar cirugía para retirar cualquier tejido muerto.

Prevención

La mayoría de los casos de shock séptico no pueden prevenirse. El tratamiento oportuno de las infecciones bacterianas y otras infecciones puede ser útil.