Definición

Pectus excavatum es una curva anormal hacia adentro en el esternón. Puede ser visible en el nacimiento. El crecimiento durante la adolescencia puede hacer más aparente la hendidura del pecho. Puede continuar hasta que haya creado un hundimiento en forma de bol en el centro del pecho.

Las formas graves pueden generar presión extra en los pulmones y el corazón. Esto puede causar problemas de salud más graves, como falta de aliento y limitación en las actividades físicas.

Causas

Se desconoce la causa exacta del pectus excavatum. Algunas teorías incluyen:

  • Presión en el útero durante el embarazo.
  • Presión excesiva en el esternón y caja torácica por tendones cortos de los músculos del diafragma.
  • Anormalidades en el cartílago de la caja torácica.
  • Factores genéticos


La Caja Torácica

si1249_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

El Pectus excavatum también puede ser causado por condiciones que afectan el tejido conectivo o la estructura del pecho, por ejemplo:

Factores de riesgo

Los factores de riesgo incluyen:

  • Antecedentes familiares de pectus excavatum.
  • Sexo: más frecuentes en varones.

Las complicaciones del pectum excavatum tienden a aumentar con la edad debido al crecimiento óseo y la disminución de la flexibilidad de los huesos.

Síntomas

El Pectus excavatum se caracteriza por un hundimiento de la parte delantera de la pared torácica. Puede ser leve o profundo como para formar un bol.

Si el hundimiento es lo suficientemente grave como para afectar el corazón o los pulmones, también es posible que tenga:

  • Dificultad para hacer ejercicio.
  • Falta de aliento sin explicación.
  • Dolor leve en el pecho.
  • Infecciones frecuentes en el tracto respiratorio (p. ej., resfrío, bronquitis, neumonía) que duran más de lo normal.

Una persona con esta afección tal vez no tenga síntomas durante la niñez. Pero, a medida que crece y se hace adolescente, es posible que tenga síntomas debido a un hundimiento más pronunciado de la pared torácica.

Diagnóstico

Su médico realizará lo siguiente:

  • Preguntarle acerca de los síntomas
  • Analizar sus antecedentes clínicos
  • Realizar un examen físico

Su médico generalmente podrá diagnosticar el pectum excavatum después de un examen físico.

Se podrán hacer exámenes adicionales para saber si su corazón o sus pulmones se encuentran afectados. Estos análisis pueden incluir:

  • Tomografía computarizada: un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes de las estructuras dentro del pecho. Se hace para determinar si el corazón está oprimido en el pecho.
  • Examen de función pulmonar: un grupo de exámenes que se hacen para evaluar la capacidad respiratoria. Evaluará si sus pulmones tienen dificultad para mover cantidades adecuadas de aire.
  • Electrocardiograma (ECG): un estudio que registra la actividad del corazón al medir las corrientes eléctricas que pasan a través del músculo cardíaco.
  • Ecocardiograma:: un estudio que usa ondas sonoras (ultrasonido) para examinar tamaño, forma y movimiento del corazón.

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen:

La cirugía se puede considerar si usted:

  • Tiene trastornos en corazón o pulmones.
  • Tiene dificultad con las actividades físicas.
  • Se siente incómodo con la apariencia de su pecho.

La edad ideal para este tipo de cirugías es de 7 a 14 años. Pero la cirugía también puede tener éxito en adultos. Hay dos opciones principales de cirugía:

Esta cirugía implica incisiones en la parte delantera del pecho. El cirujano podrá ver su esternón. Se extraerá cartílago de su esternón y las costillas cercanas. El cirujano colocará en el lugar correcto el esternón. Se colocará un puntal de metal y malla para soporte de la nueva posición. El puntal de metal puede salirse en 6 a 12 meses.

Se hacen pequeñas incisiones en cualquier lado del pecho. El cirujano colocará una barra de metal a través de las incisiones y la asegurará debajo del esternón. La barra empujará el esternón a una mejor posición. Esta barra seguirá en el pecho de 2 a 3 años. Esto permitirá que el pecho tenga tiempo de remodelarse.

Su médico o fisioterapeuta podría recomendar ejercicios o un programa de rehabilitación. Ciertos ejercicios y posiciones posturales pueden reducir la apariencia del pectus excavatum leve.

Prevención

No se conoce ninguna manera de prevenir esta enfermedad.