Definición

El sistema linfático ayuda a su cuerpo a combatir enfermedades. El líquido linfático viaja a través del cuerpo en nódulos linfáticos y venas. Si estos nódulos o venas están dañados o no están presentes, se acumula el líquido. Al líquido acumulado en los brazos o piernas se le llama linfedema. Existen dos tipos de linfedema:

  • El linfedema primario es poco común y ocurre debido a que las personas nacen sin nódulos y vasos linfáticos.
  • El linfedema secundario ocurre cuando hay lesión en los nódulos o vasos linfáticos.


Nódulos Linfáticos Dañados

damaged lymph
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Aunque no hay cura para el linfedema, puede controlarse. Si usted sospecha que tiene esta condición, contacte a su médico oportunamente para recibir tratamiento.

Causas

El linfedema puede ser causado por una variedad de factores:

  • Linfedema primario
    • Nacer sin vasos y nódulos linfáticos
    • Enfermedad de Milroy
    • Enfermedad de Meige
    • Linfedema de inicio tardío


Extirpación Planeada de Linfa para el Tratamiento del Cáncer

nódulos linfáticos para extirpar
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar linfedema. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Tratamiento con radiación
  • Cáncer
  • Infección
  • Parásitos - regiones tropicales/subtropicales
  • Sobrepeso
  • Dieta deficiente

Síntomas

Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a linfedema. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Inflamación en los brazos, piernas, dedos de las manos, o dedos de los pies
  • Pérdida del rango de movimiento
  • Infección
  • Dolor o malestar
  • Sensación de pesadez u opresión de la piel
  • Su ropa, zapatos, o joyería se sienten ajustados
  • Endurecimiento de la piel
  • Enrojecimiento de la piel

Diagnóstico

Los casos de linfedema pueden variar de leves a severos. El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Medición de sus brazos y/o piernas - para valorar la severidad de la acumulación de líquido
  • Linfoscintigrafía - examen que usa medio de contraste para rastrear su viaje a través de su sistema linfático
  • Imagen de resonancia magnética - se usan ondas magnéticas para tomar imágenes de estructuras corporales; usado para observar el tejido afectado por linfedema
  • Tomografía computarizada - tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes; usado para observar los tejidos afectados por linfedema
  • Ultrasonido Duplex o ultrasonido Doppler - examen que usa ondas sonoras para tomar imágenes; usado para observar el flujo sanguíneo y descartar coágulos sanguíneos

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Opciones incluyen las siguientes:

Su médico o terapeuta físico podría mostrarle ejercicios para drenar líquido de su brazo o pierna. También puede usarse el masaje para ayudar a drenar fluidos. Algunas veces, se utilizan bombas externas para ayudar a drenar la acumulación de líquido.

Con frecuencia se utilizan medias, mangas o vendas de compresión para re-dirigir el líquido lejos de su brazo o pierna afectado. Usted podría aprender a aplicarse un dispositivo de compresión.

Las áreas de linfedema están en riesgo de infección. Su médico podría prescribir un antibiótico para prevenir o tratar infecciones. Si la condición es dolorosa, su médico podría sugerir o prescribir un medicamento analgésico.

En casos severos, podría considerarse cirugía para retirar el tejido extra de su brazo o pierna.

Prevención

Si usted está en riesgo de desarrollar linfedema, existen medidas que puede tomar para ayudar a reducir su probabilidad de contraer la condición:

  • No permita que le tomen la presión arterial o que le retiren sangre de su brazo o pierna afectado.
  • Use un brazalete médico que advierta de su riesgo de desarrollar linfedema.
  • Mantenga limpio su brazo o pierna afectado.
  • Evite cruzar sus piernas o cargar objetos sobre su hombro si el área está en riesgo.
  • Mantenga sus manos y pies protegidos al usar guantes y zapatos.
  • Mantenga un peso saludable y coma adecuadamente.
  • Use una rasuradora eléctrica para afeitarse.
  • Use bloqueador solar cuando esté a la intemperie.
  • Evite usar compresas de hielo o compresas térmicas sobre el área afectada.