Definición

El coma hiperosmolar no cetónico se produce en las personas que tienen diabetes. Es un hecho potencialmente mortal. Busque atención médica de inmediato si cree que tiene algún síntoma de un coma hiperosmolar no cetónico inminente.

Causas

El coma hiperosmolar no cetónico es una complicación de los niveles muy elevados de glucosa en sangre. La glucosa en sangre suele elevarse a esos niveles debido a una enfermedad o infección.

El cuerpo tratará de deshacerse de la glucosa adicional a través de la orina. Aumentarán la frecuencia y el volumen de la micción. Lamentablemente, este proceso también elimina otras sustancias de la sangre. Algunas de estas sustancias son muy importantes para el cerebro. Los bajos niveles de estas sustancias pueden provocar convulsiones, coma y, por último, la muerte.

Factores de riesgo

La probabilidad de coma hiperosmolar no cetónico es más elevada en los adultos mayores.

Otros factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer coma hiperosmolar no cetónico incluyen la diabetes y lo siguiente:

Síntomas

Los síntomas que pueden ocurrir antes del coma hiperosmolar no cetónico pueden incluir:

  • Confusión mental
  • Convulsiones
  • Micción frecuente
  • Náuseas o vómitos
  • Boca seca
  • Sed
  • Piel cálida, seca sin sudoración
  • Fiebre alta
  • Somnolencia
  • Pérdida de la visión
  • Alucinaciones
  • Debilidad o movimientos extraños en un lado del cuerpo, con convulsiones o sin ellas

Diagnóstico

Si usted llega al hospital con un coma hiperosmolar no cetónico, se le controlarán los signos vitales. Se examinarán los niveles de glucosa y otras sustancias en la sangre mediante:

  • Análisis de sangre (también puede examinarse la función renal)
  • Análisis de orina
  • Cultivos de orina, sangre y esputo

También puede realizarse un electrocardiograma en reposo para comprobar la actividad eléctrica del corazón.


ECG

nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Tratamiento

Probablemente necesitará tratamiento en la sala de emergencias o en la unidad de cuidados intensivos del hospital. El tratamiento se concentrará en restaurar el equilibrio correcto de las sustancias en sangre, incluso la glucosa. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Líquidos y minerales por vía intravenosa: para reemplazar las sustancias que perdió y mejorar su diuresis.
  • Insulina por vía intravenosa: para ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Quizás necesite tratamiento adicional, como antibióticos, si una infección condujo al coma.

Prevención

Para ayudar a prevenir el coma hiperosmolar no cetónico:

  • Controle los niveles de glucosa en sangre con regularidad. Su médico le puede indicar con qué frecuencia hacerlo y lo que significan los números.
  • Beba abundante líquido durante todo el día.
  • Consulte con su médico cómo controlar la glucosa en sangre cuando esté enfermo.