Definición

“Encefalopatía” es una denominación general de las enfermedades que alteran la función cerebral y el estado mental de una persona. Entre los tipos de encefalopatía, se incluyen los siguientes:

  • Encefalopatía por glicina: la ocasiona un trastorno metabólico (es decir, que afecta el modo en que las células del organismo generan energía).
  • Encefalopatía hepática: la ocasiona una hepatopatía.
  • Encefalopatía hipóxica: la ocasiona la insuficiencia de oxígeno en el cerebro.
  • Encefalopatía estática: daño cerebral permanente
  • Encefalopatía urémica: se presenta cuando las toxinas que, por lo general, filtran los riñones permanecen en el organismo.
  • Encefalopatía de Wernicke: la ocasiona un déficit de tiamina que suele deberse al alcoholismo.
  • Encefalopatía de Hashimoto: trastorno autoinmunitario (cuando el sistema inmunitario ataca las células del organismo).
  • Encefalopatía hipertensiva: la ocasiona una hipertensión arterial elevada.
  • Encefalopatía tóxico-metabólica: término general que se emplea para describir encefalopatías provocadas por infecciones, toxinas o insuficiencias orgánicas.

Es posible que tratar la causa revierta los síntomas; sin embargo, algunos tipos de encefalopatía pueden derivar en alteraciones prolongados de la función cerebral. En algunos casos, cuando el daño cerebral es grave e irreversible, la encefalopatía puede provocar la muerte.

Causas

La causa depende del tipo de encefalopatía. Entre las causas, se incluyen las siguientes:

  • Infecciones
  • Disfunción metabólica
  • Tumor cerebral o aumento de la presión en el cráneo
  • Exposición a toxinas
  • Nutrición deficiente
  • No circula oxígeno o sangre al cerebro


Oxígeno y flujo sanguíneo al cerebro

oxígeno al cerebro y a los pulmones
Si se interrumpe la circulación de oxígeno al cerebro, puede provocarse una encefalopatía.
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo varían. Por ejemplo, el abuso de alcohol es un factor de riesgo de la encefalopatía de Wernicke.

Síntomas

Si presenta alguno de estos síntomas, no dé por sentado que se debe a una encefalopatía. Estos podrían ser causados por otras condiciones. Si presenta los siguientes síntomas, infórmele al médico:

  • Cambios repentinos o graduales en la memoria
  • Incapacidad para concentrarse
  • Somnolencia anormal
  • Pérdida gradual del conocimiento
  • Cambios sutiles en la personalidad
  • Síntomas neurológicos:
    • Contracciones musculares involuntarias
    • Temblores
    • Debilidad muscular
    • Convulsiones

Entre los signos que indican un agravamiento de la encefalopatía, se incluyen:

  • Confusión grave
  • Desorientación
  • Somnolencia
  • Coma

Si usted o alguien que conoce presenta algunos de estos signos, obtenga asistencia médica inmediatamente. Llame al servicio de emergencias o diríjase a la sala de emergencias.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes médicos y le realizará una exploración física. Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre
  • Punción lumbar: extracción de una pequeña cantidad de líquido espinal para examinarlo.
  • Tomografía computarizada (TC): tipo de examen de rayos X en el que se emplea una computadora para obtener imágenes de las estructuras interiores del cerebro.
  • Resonancia magnética (RM): examen en el que se emplean ondas magnéticas para obtener imágenes de las estructuras interiores del cerebro.
  • Electroencefalograma (EEG): examen que registra la actividad cerebral al medir las corrientes eléctricas a través del cerebro.

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. El médico intentará detener o revertir la condición subyacente que ocasiona la encefalopatía. Las opciones de tratamiento incluyen:

En función de la causa, es posible que el médico recete medicamentos. Por ejemplo, si la causa de la encefalopatía es una toxina que se encuentra en el cuerpo, el médico puede recetar medicamentos para disminuir los niveles de la toxina.

En algunos casos, también pueden recetarse vitaminas o suplementos para ayudar a evitar que se dañe la función cerebral.

El médico podría sugerir cambios en la dieta. Por ejemplo, si la encefalopatía se debe a un daño hepático, es posible que deba restringir la ingestión de proteínas todos los días.

Puede ser necesaria la alimentación por sonda y métodos de soporte vital, en especial, en casos de coma.

En algunos casos, puede ser necesaria la diálisis (el filtrado de la sangre para eliminar las toxinas) o un trasplante de órganos.

Prevención

Existen muchas causas que no pueden prevenirse. Tome las medidas siguientes para ayudar a reducir las probabilidades de padecer encefalopatía:

  • Reciba un tratamiento temprano para resolver problemas hepáticos. Si tiene una hepatopatía y presenta algunos de los síntomas descritos anteriormente, llame al médico de inmediato.
  • Si padece alguna enfermedad (como la cirrosis), consulte al médico periódicamente.
  • Evite el consumo excesivo de drogas, alcohol o medicamentos.
  • Evite la exposición a venenos o toxinas.