JUEVES, 12 de septiembre (HealthDay News) -- Los estadounidenses viven unas vidas más largas y sanas que nunca antes, según un estudio reciente.

Los investigadores analizaron datos del gobierno recolectados en las últimas tres décadas, y hallaron que hoy día las personas pueden esperar vivir dos años más de vida sana que hace una generación.

Los datos también revelaron que las personas reportan menos síntomas de enfermedad y menos problemas con las actividades cotidianas, como ponerse de pie y caminar. Esto sucedió en todos los grupos examinados en el estudio: blancos, negros, mujeres y hombres.

"En este estudio no hablamos simplemente de la esperanza de vida, sino de la esperanza de vida ajustada con respecto a la calidad", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Harvard Susan Stewart, investigadora de la Oficina Nacional de Investigación en Economía.

"Muchos estudios han medido esto de distintas formas, pero esta es realmente la primera vez que hemos podido medirlo en toda la población de EE. UU. utilizando una medida tan robusta durante un periodo prolongado", explicó Stewart.

El estudio aparece en la edición del 12 de septiembre de la revista American Journal of Public Health.

"Irónicamente, muchos de los avances más claros se han producido a unas edades más avanzadas, cuando antes la gente estaba discapacitada por cosas como problemas con la vista y enfermedades cardiovasculares", apuntó en el comunicado de prensa David Cutler, profesor de economía aplicada y profesor del departamento de salud global y población de Harvard.

"Hoy en día, esas afecciones se pueden tratar mucho más que antes, así que lo que nos queda a una edad muy avanzada con cosas como el Alzheimer y la demencia, mientras que a unas edades más tempranas observamos problemas que parecen relacionarse con un estilo de vida sedentario", anotó Cutler.

Apuntó que algunas de las mejoras halladas en el estudio son, con casi toda certeza, resultado de mejoras en la atención de la salud.

"Hay varias afecciones, como las enfermedades cardiacas, que antes provocaban muchísima discapacidad. Tras un ataque cardiaco, las personas esencialmente estaban recluidas en la cama, o terminaban en hogares de ancianos. Ya no lo vemos tanto", aseguró Cutler.

En lugar de ello, las afecciones crónicas degenerativas que son mayormente intratables, como el Alzheimer, han sustituido a las enfermedades tratables, señaló.

"Estamos llegando a un lugar en que esos son los problemas predominantes de salud reportados entre los mayores, en lugar de la discapacidad relacionada con las enfermedades cardiacas o el accidente cerebrovascular", apuntó Cutler.

Junto con la buena noticia, los investigadores también descubrieron algunas tendencias preocupantes entre grupos más jóvenes. Desde 2001, la ansiedad se ha convertido en un problema creciente entre los estadounidenses jóvenes y de mediana edad, y las dificultades para caminar han experimentado un aumento significativo entre la población que no es mayor, anotaron los autores del estudio.

El estudio provee información sobre el estado pasado y actual del sistema de atención de salud, pero su valor aumentará en los próximos años a medida que se implemente las clausulas de la nueva reforma de salud como parte de la Ley de Atención Asequible (ACA, por su sigla en inglés), según Cutler.

"Parte del motivo por el que deseamos realizar este tipo de estudio es que necesitamos saber qué sucede con la salud de la población", planteó. "Esa información es valiosa en sí misma, pero también es importante que tengamos una línea base que podamos utilizar para medir si cambian las cosas y de qué manera una vez la ACA entre en efecto".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) describe lo que usted puede hacer para mantener su salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay