MIÉRCOLES, 22 de mayo (HealthDay News) -- Los niños y los adolescentes que se exponen a la radiación durante las TC tienen un 24 por ciento más de probabilidades de contraer un cáncer, según un estudio de gran tamaño y realizado a largo plazo.

No obstante, el riesgo sigue siendo bajo. De un grupo de 10,000 jóvenes a los que se había realizado una TC, solo se esperaba que hubiera 6 casos adicionales de cáncer en 10 años, según los investigadores de Australia y Europa.

Los investigadores afirmaron que los médicos deberían sopesar con cuidado los riesgos de los pacientes a la hora de decidir si se realiza una TC (tomografía computarizada). El estudio aparece en la edición en línea del 21 de mayo de la revista BMJ.

Los investigadores usaron los datos de los registros de Medicare de Australia y los registros nacionales de cáncer a fin de comparar las tasas de los pacientes que habían realizado una TC para cuando tenían 19 años de edad con los que nunca lo habían hecho.

El estudio contó con casi 11 millones de jóvenes nacidos entre 1985 y 2005. El promedio de tiempo en el que se realizó un seguimiento a los que habían realizado una TC fue de 9.5 años, y unos 17 años a los que no lo habían hecho.

Unos 680,000 participantes habían realizado una TC al menos un año antes de que les diagnosticaran un cáncer. Un 18 por ciento de aquellos a los que se había diagnosticado cáncer habían realizado más de una prueba.

En el último seguimiento realizado en 2007, los investigadores descubrieron que a 3,150 que habían realizado una TC y a unos 57,500 que no lo habían hecho se les había diagnosticado un cáncer.

Tras tomar en cuenta la edad, el sexo y el año de nacimiento de los participantes, la tasa de cáncer fue un 24 por ciento mayor en los que habían realizado una TC. Ese riesgo aumentó en un 16 por ciento por cada prueba adicional.

Casi el 60 por ciento de las TC incluyeron al cerebro, según un comunicado de prensa de BMJ. Aunque la presencia del cáncer de cerebro en los que habían realizado una TC se redujo con el tiempo, los autores del estudio hallaron que incidencia era todavía mayor más de 15 años después de haber realizado la primera prueba.

Los niños que realizaron la prueba antes de los 5 años de edad eran los que tenían un riesgo más alto. Cuanto mayor sea un paciente la primera vez que realiza una TC, menor es el riesgo, afirmaron los investigadores. Pero, incluso entre los participantes de mayor edad (entre los 15 y los 19 años), el estudio reveló que el riesgo combinado de contraer todos los cánceres todavía seguía siendo más alto.

Para los cánceres relacionados con tumores que no fueran el cáncer de cerebro, los investigadores hallaron que el aumento proporcional del riesgo fue del 23 por ciento para las chicas y del 14 por ciento para los chicos.

Los investigadores, dirigidos por John Mathews, profesor de la Facultad de Salud de la Población y Global de la Universidad de Melbourne, afirmaron que en algunos el cáncer de cerebro podría haber provocado que se realizara la TC, y no al revés. También comentaron que los participantes podrían haber contraído un cáncer después del final del periodo de seguimiento en 2007. Como consecuencia de esto, concluyeron que el "el riesgo definitivo de por vida a partir de las TC no puede ser determinado todavía".

Aunque el estudio halló una asociación entre realizar una TC en la infancia y un mayor riesgo de desarrollar cáncer, no probó causalidad.

Es importante ver que la incidencia del cáncer en los niños en muy pequeña, afirmó el Dr. Aaron Sodickson, que escribió un editorial acompañante en la revista. Sodickson es el jefe de sección de radiología de emergencias y director médico de tomografía computarizada del Hospital Brigham and Women's y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Un aumento del 24 por ciento hace que este riesgo sea solo ligeramente menos pequeño", comentó Sodickson. Añadió que hay muchas maneras de ajustar las dosis de la radiación y que unas evaluaciones más precisas de los riesgos de los pacientes pueden ayudar a los médicos a tomar decisiones con más información sobre las TC y otras pruebas de imágenes.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. tienen más información sobre las TC y los posibles riesgos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay